No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

viernes, 7 de febrero de 2014

A la porra con lo de una entrada al día

Lo sé, soy estresante, pero una entrada al día me sabe poco y no contiene mis ansias comunicativas. Además estoy terriblemente enfadada. Y siento que la furia me va a hacer consumirme presa de las llamas de mi propio ser de un momento a otro. Es que siempre igual, siempre me equivoco. ¿No puedo tomar la decisión correcta por una puñetera vez? Me ha dejado una amiga los apuntes de una asignatura (la mitad de los apuntes) y me los queria fotocopiar en vez de comprar pensando en que me salieran más baratos. Hasta ahí parece lógico e incluso razonable. Mi problema es que me los ha dado hoy y yo, inocente de mí, he decidido imprimirlos aquí en mi pueblo. Y vaya panda de chorizos. Me ha costado más este bloque de la asignatura que si me hubiera comprado los apuntes enteros. Vaya mierda de ahorro. Han tardado una hora en hacerlo, pensaba que me subía por las paredes. Señor.. porque encima era un tocho importante y cuando venía alguien por detrás de mí con una hojita o unas hojitas para fotocopiar o imprimir lo colaban para que no estuviese esperando. Que vale, el primero lo entiendo, pero tío que tengo vida. Ya no sabía si es que me querían secuestrar o qué.

Pues eso, toda la tarde y el presupuesto de la semana tirados a la basura por querer darle una oportunidad al comercio rural. Conclusión, no me vuelvo a acercar por las tiendas de mi pueblo.

Ja ja ja... y ahora estoy oyendo martillazos. Ya me acuerdo, hay una obra al lado de mi casa. Pues genial, porque hay otra al lado de mi piso de estudiantes. Así no las echaré nunca de menos -.-' Toda la semana deseando volver a mi casa del pueblo. Y ahora no estoy deseando ir a la ciudad, pero tampoco me quiero quedar
Aaaaah esto es frustrante! Toda la pena que he ido acumulando a lo largo del día ha estallado de repente y me apetece pegarle a alguien. No lo haría porque quiero ser buena persona, ni os incito a la violencia. Pero necesito un saco de boxeo o algo. Asco de vida, asco de mundo, asco de todo ¬ ¬
Ah y voy a contar otra cosa, por si no fuera poco con perder una hora de mi tiempo y parte de mi dinero. Estos apuntes se los daré a un compañero y yo me los fotocopiaré otra vez, perdiendo otra hora de mi tiempo, en hacerlos (en otra papelería por supuesto) para que nos salga más barato. Claro, a mí me saldrá más barato que lo que me debería si se queda estos, pero tendremos que hacer la media y pagaremos lo mismo. Perderemos el mismo dinero, pero yo habré perdido el tiempo cuando él me ha demostrado varias veces que no es capaz de perder el tiempo por hacerme un favor. ¿Por qué lo hago? Pues sinceramente, porque le he cogido un gran asco a estas fotocopias y casi se las daba por no volver a verlas. Pero sigue siendo injusto ¿o no? Ya os hablaré de él algún día porque me pone muy de los nervios. Ha contribuido en parte a la depresión de esta mañana y está contribuyendo ahora a que me hierva la sangre. 

¿Algún consejo? Que no sea darme de cabezazos contra la pared que eso ya lo he probado. Ni siquiera escribiendo he logrado calmarme. Esto es odioso y no digo más cosas porque no sé el límite de palabrotas que se pueden decir en un blog. Pero sigo muy enfadada con el mundo en general, con mi vida en particular. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario