No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

lunes, 3 de febrero de 2014

Esto es la guera!!!

Vaya día queridos lectores, no os podéis ni imaginar. El primer día de clase de este nuevo año y la palabra que lo resume todo es MIEDO si somos finos. O también sirve ACOJONE puro y duro. No sé casi ni por donde empezar, pero si esta entrada es un caos reflejará fielmente el día que he tenido hoy.

En unas semanas comenzamos las prácticas en hospital y eso me aterra profundamente. Porque yo puedo parecer una chica muy lanzada a veces. Cuando me encuentro con la gente que aprecio, cuando me encuentro a gusto, pues sí, digo y hago tonterías. Pero tengo tolerancia 0 total al ridículo con los profesores, en este caso médicos. Así que tendré que enfrentarme a un ejército de batas blancas que se abalanzarán sobre mí en cuanto tengan oportunidad. ¡Viva! -.-' Porque así es como nos lo ha pintado el profesor. El hospital es un campo de batalla en el que no puedes bajar nunca la guardia.

Esto es duro, sí, pero quizás pueda con ello. Luego está el pequeño tema de la superposición. Si alguien lee esto y es tan amable de decirme una manera de estar en dos sitios a la vez le estaría profundamente agradecida. ¿Por qué lo digo? Porque me coinciden dos prácticas. La misma tarde. Que agobio tan total y absoluto, ha sido algo horrible. Todo el mundo de una lado para otro, yo me estaba poniendo mala!

Ah, es en estos momentos cuando me gustaría mucho ser una persona normal y no dejarme llevar tanto por el miedo. El maldito miedo. ¿A vosotros os pasa? Porque a mí se me hace un nudo, pero un nudo en cada parte posible del cuerpo. O sea, en la garganta que parece que no pueda ni respirar; en el estómago. Lo peor que se puede tener es miedo. No es el odio, ni la ambición. Al final todo se reduce al miedo. Que es el sentimiento y el instinto, a la vez, más primigenio del ser humano. Pensadlo, todo es el miedo. El odio no es más que el miedo a lo desconocido llevado al extremo. La violencia es una forma de afrontar aquello que tememos. La ambición, al fin y al cabo, surge del pánico interior a no poseer nada, a quedarnos sin lo que necesitamos. Algo tan instintivo, tan aparentemente tonto como el miedo, paraliza el mundo. Sí queridos. Eso que os pasaba de pequeños con la oscuridad y que ahora a muchos les pasa con la factura de la luz, es lo que realmente nos domina hasta el extremo de poder paralizarnos.

Y yo sé que hay que superar el miedo. Que la valentía no es el no tener miedo, sino el poder enfrentarlo. Luchar contra ese oscuro sentimiento que se aferra con mil garras a tu corazón, despegarlo como si fuera una sanguijuela, y seguir a delante. Lo sé, me lo repito a mí misma y os juro que lo intento. Pero en días como este en el que el mundo parece decidido a abrumarme no consigo recordarme la razón para ser valiente. No me quedan fuerzas porque agoto toda mi energía en no caerme del tren de alta velocidad en el que parece que se ha convertido mi vida.

Así que llegamos al punto en el que nos encontramos francamente cagados con lo que pueda venir. Imaginaros como un pobre soldado frente a una multitud interminable, un ejército contra él. Seminarios, clases, prácticas, microscopio, prácticas clínicas, decenas, cientos de profesores y tipos de otra calaña en bata blanca que se lanzan sobre ti cual jauría sedienta de sangre.Y mientras tú, el pobre y algo pringado, soldado solo puedes empuñar la espada de tu conocimiento, cerrar los ojos y rezar todo lo que puedas para salir de esta. Y hemos salido de muchas. Hemos ganado batallas. Pensadlo, todos hemos ganado alguna que otra batalla, también hemos perdido. Pero se supone que cada derrota nos hace un poco fuertes también ¿no? Que descubrimos nuestro punto débil para poder protegerlo. Y con las victorias, entonces sí, entonces nos crecemos más que nunca.

En fin, no quiero deprimir a alguien (supongo que no lo haré porque nadie lo lee) Así que me despido por hoy. Y lo último que quiero decir, a mí, a quien sea el valiente que pierda su tiempo leyéndome y al mundo mundial que ya es hora de empezar a ser pacifistas ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario