No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

domingo, 9 de febrero de 2014

Ir o no ir, esa es la cuestión

Buenos días por la mañana ;) Por el momento todo sigue en clama en mi casa. El armario está arreglado y mi madre y mi hermano ya están reconciliados. Tanto que se ha reanudado el plan de ir hoy al cine. Mi hermano quiere ver la Lego película esta tarde y mi madre quiere que entre yo con él para no dejarlo solo. Y por eso escribo, he aquí mi dilema moral: ¿voy al cine o me quedo estudiando?

Es que tengo un montón que estudiar, no voy tan al día como debería. Hasta ayer vivía reconciliada conmigo misma en un estado de "poco a poco, lo conseguirás". Pero eso fue antes de que un "simpático" compañero de clase empezara a mandarme whatsapps de sus proezas y fallos, es decir, de lo adelantado o atrasado que iba en distintas asignaturas. Que pensaba yo, ¿a mí que leches me importará cómo vaya o deje de ir él? Y así se rompió la calma y tranquilidad que me había costado un día y 5 entradas en el blog conseguir. A ese chiquillo le encanta amargarme.

En fin, que yo ahora podría ir a la película tranquilamente, pero me siento culpable por no estar estudiando. Y también me digo a mí misma que es la primera semana. No me gustan las asignaturas, ni conozco a los profesores, no les debo nada, y yo quiero ver la peli. Bueno, no es que la quiera ver, si pudiera elegir yo vería otra película, la de "Lluvia de albóndigas 2" o "Caminando entre dinosaurios". Lo que sí es seguro es que no me apetece estudiar.

Esta decisión no es tan difícil como aparenta, lo que pasa es que yo siempre me equivoco al decidir, ya lo he comentado. Y pienso "Ir o no ir, esa es la cuestión"
Me he pasado toda mi vida anteponiendo los estudios a cualquier cosa, y hablo desde que iba al colegio. Y he sacado muchos 10s y estoy en la carrera más difícil. Pero también he perdido muchas cosas por el camino. Muchas oportunidades, muchos momentos que no se repetirán. Porque los exámenes se recuperan, pero el tiempo, no; la vida, no. Como decía Mafalda "A veces lo urgente no deja tiempo para lo importante" Vamos, que he tenido y tendré muchos domingos de estudios, pero hace mucho tiempo que no voy al cine a ver una película con mi hermano. Así que puede que sí, que vaya a ver la película. De todas formas, no prometo nada, porque aunque tengan buenos argumentos que apoyan mi irresponsabilidad, ya dejé claro desde el principio que soy una estudiante compulsiva. Espero que mis preferencias se antepongan a mis obligaciones y que en la próxima entrada os pueda recomendar o no la peli. 

Pasadlo bien, y no seáis como yo por favor. Hay mundo más allá de los libros. Vedlo antes de que sea demasiado tarde. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario