No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

sábado, 1 de febrero de 2014

Mi serie de catastróficas desdichas

Como decía ayer, hace escasas 24 horas que he acabado los exámenes de medicina. ¿Y sabéis qué he hecho en esas 24 horas de libertad? Las tres cosas que más odio del mundo mundial: 
- Depilarme (doloroso hasta decir basta)
- Cortarme el pelo (y no me gusta porque las peluqueras entienden por "no cortes demasiado" --> "haz lo que te dé la gana"
- Ordenar y limpiar mi habitación por orden de mi señora madre

Todo planazos. Lo sé -.-' Pero os comenté tengo que tener averiado el sistema de diversión de las personas. Que yo soy muy divertida, menos cuando me relajo. No me sienta bien el relax. Necesito estrés para dirigir mi vida. Es triste, pero es así. Y todo por generosidad de mi padre y sus genes de"corre-corre"

Ah, y ahora mento a mi padre, os contaré la última de sus grandes hazañas. Después de pasarse todas las navidades quejándose porque no le habíamos hecho ningún regalo, ayer aproveché mi tarde de ocio para comprarle una cosa que había mencionado que quería. Bien pues mi obra de intento de buena hija se ha ido a tomar por**** (no sé si se pueden decir tacos) pues eso, que nada. No le han acabado de gustar y hoy lo he tenido que devolver. No es la mejor forma de ganar puntos para futuros regalos. De hecho he decidido que o se queda sin regalos en un futuro o él lo elige y yo lo pago. Porque es la segunda vez que devuelvo un regalo y me da vergüenza. 

¿Me entendéis, no? A lo mejor soy algo quejica, pero los padres nos sacan de quicio. A mí mucho, por lo menos.¿Habéis escuchado eso de "cuando seas padre comerás huevos? Pues más bien debería ser: "cuando seas padre TOCARÁS los huevos". Pero debe de ser una especie de círculo de la vida, como cuando los animales se comen una planta, un depredador se los come y luego cuando muere, las plantas se alimentan del depredador. Pues en las personas, cuando eres pequeño tus padres te manejan a su antojo y de mayor tienes hijos para darte el gustazo de repetir las hazañas de tus padres. Espero que las nuevas generaciones puedan ir rompiendo ese círculo vicioso. Aunque no tengo muchas esperanzas...

Y eso es todo por hoy, mañana me quejaré más ;) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario