No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

sábado, 1 de febrero de 2014

Primer día post-exámenes

Mi primera entrada en mi blog. Hace mucho tiempo, años incluso, que pienso en tener un blog para dar un poco de cancha a los que me tienen que aguantar en persona y liberar mis ansias comunicativas (vamos que hablo por los codos). Y al final he tenido que decirle a mi hermano pequeño que me hiciera uno (muy triste)

  En fin, no creo que esto lo lea nadie, lo cual está bien porque hablaré con más libertad. Pero siempre es más entretenido que escribirlo en un documento de word que es casi como hablar sola pero en escrito.

Empezaré por presentarme. Me llamo Laura y estudio medicina. Ese es el punto central. No porque me encante la medicina y vaya a estar siempre hablando de eso, qué va... Más bien al contrario, escribo para quejarme.

Ayer hice mi último examen y al acabar estaba vacía. No sentía la alegría de otros compañeros, ni el alivio de haber acabado, ni siquiera puedo sentirme feliz por haber aprobado todo lo que sé hasta ahora... Creo que tengo la depresión post-exámenes. La palabra masoquista está alcanzando una nueva dimensión insospechada. No consigo sentirme bien por nada. En exámenes estoy deseando que acaben para hacer algo que no sea estudiar, pero la verdad es que cuando han acabado no consigo descubrir qué era ese "algo" que quería hacer.
Porque ya os digo que no sé disfrutar. He empezado a leerme un libro de la Segunda Guerra Mundial ¡toma alegría pa'l cuerpo! -.-' Ni de Blas. Ah, pero eso no es lo peor. Fui capaz de leerme otro libro de la misma temática no al acabar, sino en el mismo periodo de exámenes. Claro, me pasé llorando dos días T.T (era muy triste... y yo soy muy sensible

Llegados a este punto, en el que veo que no sé hacer nada que no tenga un libro de por medio, me pregunto si seré capaz de ser feliz algún día. Yo lo intento, pero no siempre lo consigo. Y sé que soy el único obstáculo que se interpone en mi propio camino, pero no sé como superarme y seguir adelante. Alguien dijo una vez que cuando una persona te quiere no lo hace por ti mismo, sino a pesar de ti mismo. Creo que esto puede ser aplicable también a quererse a uno mismo. No te quieres por cómo eres, sino a pesar de cómo eres. Tienes que empezar a aceptarte con tus fallos, ver su lado positivo y empezar a darte cuenta de que no serás nunca como los demás por más que trates de fingir. Aunque eso está bien también, ¿no? Ya hay muchos "demás" y solo un "tú misma"

Bueno, hoy me he centrado en estos rollos algo filosóficos en un intento de subirme el ánimo (ya sé que no es lo mío) pero intentaré ser algo más entretenida en futuras entradas.
Besos de una estudiante sin remedio

1 comentario:

  1. A mí me gusta leerte :P

    Nos parecemos mucho mucho :). Está bien saber que hay alguien en el mundo con el mismo torbellino de pensamientos que tú.

    Besos de otra estudiante sin remedio que tampoco sabe qué hacer con su vida cuando termina los exámenes.

    ResponderEliminar