No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

lunes, 17 de febrero de 2014

Y adiós al lunes




Definitivamente, odio los lunes. Pero, en fin, ya se acabó. Hoy me tenéis que perdonar pero estoy muy cansada y se me ha hecho muy tarde. Así que no estoy muy inspirada. Solo quería comentaros que ha sido un día muy denso (¿he dicho ya que odio los lunes?) Pues eso, que me quedan como 4 temas por subrayar y yo
Así que aquí estoy, viendo la vida pasar y decidiendo si subrayar una palabra más o asaltar mi nevera.
Aunque bueno, no quería dejar pasar esta corta y aburrida entrada de hoy (me temo y lo siento, pero no doy pa más) sin mencionar lo idiota que soy a veces. No es que tenga un ejemplo claro... tengo miles. Como hoy que me he gastado un montón en comprar tonterías. Si es que no se puede ir a comprar con hambre, bajón de azúcar y de todo. He acabado con las existencias de cafeína. Soy una adicta, estaba dejando el café después de exámenes pero me ha durado lo mismo que mi determinación a hacer deporte cada tarde. Se la llevó el viento...

Pero vamos a ver, en este mundo rápido y sin tiempo para nada ¿quién puede hacer deporte? A menos que seas un viciado, pero del deporte y no de la cafeína o el chocolate que será más sano pero no es mi caso, pues no se puede ir a clase 11 horas seguidas, llegar, pasar apuntes, merendar claro, estudiar y encima salir a correr. Necesito que la ciencia avance más deprisa y me clonen, eso me solucionaría problemas. Iría a las dos prácticas a la vez, haría ejercicio, estudiaría varias asignaturas a la vez. Sería chachi. Pero hasta que la ciencia avance ¡Yo no soy wonder-woman! No puedo con todo.

Os dejo a vosotros, nuevas generaciones o gente un poco más despiertos que yo el encargo de meterle prisa al mundo para que sigamos avanzando en el campo del saber (como decía un profe mío) Yo me despido del lunes para reencotrarme con mi cama. Será el típico momento de yo corriendo por una pradera a cámara lenta para encontrarme con unas sábanas de Mickey Mouse ¿qué queréis? mi madre me ha dado las sábanas viejas de mi hermano pequeño.

Descansad y hasta mañana. Que por cierto, mañana es 18 de febrero y es un día especial, ya os contaré ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario