No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

martes, 11 de marzo de 2014

1 minuto de silencio

Hola chicos y chicas,

Hoy ya he escrito y os he contado lo que he hecho esta mañana de una forma superficial y vana. Me he ido a pasear por la ciudad (cosa importante para mí que soy muy paleta, pero sin mas trascendencia para el mundo en general). Cuando hoy es 11 de marzo. Hace 10 años, miles de personas murieron en el peor atentado en el metro en España. Y, como una tonta que solo se preocupa por sí misma, me he dedicado a contaros los libros que me he comprado olvidando o pensando que podía olvidar la realidad, el presente y el pasado, hasta que una canción en la radio me ha hecho llorar y darme cuenta de la importancia de este día.

Porque cuando no has estado allí, cuando no conoces a nadie que haya estado o que haya perdido un ser querido y simplemente ves la noticia a través de la televisión con la voz impersonal y distante de los presentadores que fuerzan los lamentos, que en realidad solo piensan en sacar las mejores imágenes y las mejores exclusivas. Cuando solo tienes esa visión, te olvidas de lo que hay de verdad tras la pantalla, te olvidas de que son personas que han desaparecido. Así, de un plumazo, de la nada. Se han ido. La mañana anterior estaban haciendo planes con normalidad, comiendo con sus familias, llevando a sus hijos al colegio y, de repente, en unos segundos de fuego y angustia, acaba todo. Y empieza todo. Empieza el suplicio para las familias, empieza la búsqueda de respuestas y de un consuelo que ni siquiera el tiempo hace llegar.

En fin, yo tampoco puedo hablar mucho de esto. Puedo intentar imaginarme el dolor, pero es imposible lograr saber realmente lo que se siente. Solo quería aprovechar este medio de expresión que tengo a mi alcance para dar mi apoyo (un apoyo inútil, pero es el que tengo) a las personas que han sufrido todo eso. Solo puedo seguir estudiando y esperar que no vuelva a suceder nunca, pero al menos, si sucede, estar preparada, desde el punto de vista de que seré médica, para atender y ayudar en lo que pueda.

Así que, eso es lo que os quería decir, chicos. Y no por chafaros la alegría del día o para que os apenéis. Simplemente porque, aunque nunca nos guste recordar estas cosas, el peligro constante que nos acecha, los horrores que ya han sucedido, no podemos olvidarlos. No podemos dejar que las víctimas mueran también en nuestros recuerdos, no podemos dejar que mueran con ellas nuestros principios, nuestra solidaridad para con ellos, porque entonces, lo asesinos habrán ganado. Y porque el pasado debe estar siempre en el presente para que el futuro sea diferente ;)

Por cierto, ya he descansado, aunque no ha sido un día muy provechoso estudiosamente hablando. Buenas noches ;)


2 comentarios: