No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Como en Fuenteovejuna

Queridos Lectores, 

Ayer no escribí y no fue porque me olvidara o no tuviera nada que contar. Tenía muchas cosas que contaros, pero no me quedaban ánimos. Ni si quiera para escribir.
Os contaré ahora el culebrón que viví. ¿Os acordáis de lo de las prácticas que nos pillan la última semana y que quería quitar para mis amigas y eso?... Pues lo tenía en camino, ya había hablado con la que lo lleva y conseguido que me diera tres huecos. Pero, cosas que pasan, el resto de las personas de clase también querían recuperarla y dijeron de ir a hablar para que nos cambiaran a todos y bla bla bla. Como yo ya lo había hablado con la mujer tuve que ir a plantearle la idea de que nos cambiaran a todos, pero no coló. ¿Qué pasa? que no fui yo sola, sino con uno de los chicos del grupo que dijo que si no nos podíamos cambiar todos pues lo dejábamos, pero que otra chica y yo nos cambiáramos porque venimos de fuera. Yo me quedé O.O en blanco sin saber qué decirle, la secretaria me dijo que sí, que nos cambiaba y yo O.O y pensando "mierda, mierda, mierda ¿qué hago para cambiar a las otras dos chicas que quería cambiar?" Pues delante del chico este no podía. Así que me cambié yo pensando que luego podría cambiarme por una de ellas.

Pero (sí, más peros) al resto le ha parecido fatal que nos cambiáramos dos porque siguen la filosofía de "nos jodemos todos" Cosa que no entiendo. Comprendo que dé rabia que solo se puedan cambiar dos personas y tú no estés entre ella (y conste qeu esto no lo digo pensando en ser yo una de las agraciadas, porque yo iba a ceder mi lugar a una de mis amigas) Pero lo que no entiendo es el egoísmo ese de que si tú te jodes, se joden los demás. Si hay una oportunidad de que dos se salven ¿por qué nos tenemos que ahogar todos? ¿No es mejor balance el ser 6 jodidos que 8 jodidos? Pero no, no quieren ¿Y por qué? No porque no sea justo que dos personas tengan una oportunidad, no por la malentendida solidaridad de grupo, sino por puro egoísmo, al menos, así lo veo yo. Porque si estas personas vieran más allá de sí mismas y sus narices podrían ver que el que una persona tenga una oportunidad mejor no les perjudica. Yo lo veo así y, repito, estando yo en la semana mala ¿por qué me tengo que oponer a que otros tengan una semana mejor? Es la competitividad la que nos ciega, como si una semana más fuera a suponer un punto más en el examen, como si ese punto más fuera a suponer un gran cambio. Sinceramente, lo dudo.

Es como si en el Titanic, porque no había barcas salvavidas para todos, se hubiera decidido no aprovechar ninguna barca y que se ahogaran todos O.o ¿Pero están ciegos? ¿Por qué no aprovechamos esa oportunidad que tenemos, que alguien puede tener?
Pero noo, nos jodemos todos.
Y es que, queridos lectores, tened esto en cuenta:
Así que prima el Todos a una (como en la novela de Fuenteovejuna) y habrá fastidio general.
Bueno, y por eso ayer no os escribí. Porque además de todo el culebrón (que va aparte) en mi propia mente se estaba batallando algo. A ver con qué cara, después de la paliza que di con la honradez y con ayudarlas a solucionar lo de las prácticas, vengo y os escribo que la que se lo ha solucionado he sido yo a mí misma -.-' Me pasé toda la tarde sumida en la mayor de las desesperaciones/depresiones diciéndome a mí misma de todo, siendo harpía lo más simpático que me dije. Luego el enfado conmigo misma se fue apagando a medida que crecía el de los demás. 

Así que lo dicho, no me acerco más a temas burrocráticos porque me salen siempre mal las cosas =S. La moraleja final podría ser: cuando no puedas hacer el bien común, haz que sea común el bien. No, no tiene sentido para la historia pero me ha sonado bien. Pues la moraleja podría ser: no dejes que Laura se acerque a una secretaría. No es muy literaria, pero es muy cierta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario