No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

domingo, 6 de abril de 2014

Eones atrás...

Hola queridos lectores, 

Ya ha pasado otro día estupendo rodeada de las peleas de mis padres (modo ironía on). Y para pensar en otra cosa que no fueran sus gritos he dejado mi mente volar a lugares lejanos. Así que hoy he estado pensando, no mucho, pero algo es algo. He estado pensando y quería compartir con vosotros los caminos que he seguido en mis vicisitudes mentales.

Yo estudio medicina (como habréis podido, sabiamente, deducir del título de este blog) pero soy una enamorada de la historia. Me encanta la Historia porque esta llena de historias (valga la redundancia), pero sí, historias al fin y al cabo, llenas de vida, realidad, injusticias, problemas. Por eso precisamente, mi parte preferida de la historia siempre han sido las mitologías. Y me parece que no se estudia suficiente sobre las mitologías de una cultura, cosa que no me puedo explicar, porque son lo más importante. Y ahora es cuando los estudiosos, mis profesores o la gente en general me dice que es más importante la economía, el comercio o la arquitectura de una determinada época, que eso es lo que realmente hace que entendamos a esa cultura, y no su religión o su mitología.

Pues de eso nada, monada. La mitología es el nombre que se le ha dado a todas aquellas religiones antiguas, de carácter politeísta llena de mitos y leyendas, al caer subyugadas bajo el peso de la gran religión cristiana que se erigió como única y verdadera relegando al resto de creencias a la categoría de "mitologías". Así que tened en cuenta que no hablamos solo de cuentos y relatos, hablamos de la religión de una cultura. Y cuando hablamos de culturas como la maya, azteca, nórdica, griega, romana, egipcia, asiática... de hace miles de años, hablamos de los principios de los tiempo cuando no se sabía lo que se sabe ahora y el mundo era un misterio. Lo que nosotros llamamos mitología y consideramos un puñado de cuentecillos era la base, el eje central, de todas esas sociedades. Y conociendo su mitología, sus creencias y supersticiones, podemos saber cómo eran, qué pensaban y comprender por qué actuaban de una manera determinada.

No sé si me explico muy bien. A ver, una cosa que yo pienso de la Historia es que es como la morcilla de mi pueblo: se hacen con sangre y se repiten (frase de Benito Pérez Galdós). Todos los hechos de la historia se repiten, solo cambia el escenario. Por ejemplo, ahora está pasando algo como lo que pasó tras el crack del 29, parecido a lo que pasaba en la Edad Media, y es que en un momento de crisis aguda por falta de dinero (o en la Edad Media también tras grandes epidemias o pérdidas de las cosechas) la población pide ayuda o responsabilidades a los mandatarios, pero ellos aprovechan la vulnerabilidad de la gente que pasa hambre para echar la culpa a los más desfavorecidos. Tras el crack del 29 la situación económica en Alemania se hizo tan insostenible que los grupos antisemitistas aumentaron en apoyos; tras las epidemias de peste negra en 1348 la gente se lanzaba como locos a las juderías y las morerías y mataban sin consideración. Como veis hay una tendencia a culpar a otros y encima si son de otras religiones mejor.

Por eso, como todo se repite en Historia a mí me gusta saber siempre 3 cosas: El Hecho, la Causa de ese hecho y sus Consecuencias.

Y en la Edad Antigua, el por qué siempre se reduce a la mitología. Además, hay una cosa muy curiosa que os voy a contar. Tradicionalmente, la religión nos ha separado, a las personas en general. A lo largo de los años, ha habido guerras y más guerras en favor de una religión u otra, están las Cruzadas, la Inquisición, el exterminio que se hizo de los cristianos en la época del Imperio Romano, el de los judíos... La religión ha sido un impedimento aparente para acercar posturas cuando es, en realidad, lo que muestra lo unidos que estamos.

Volvamos a la mitología y lo veréis. Cuando lees de manera objetiva y sin vendas en los ojos, mitos de diferentes culturas te das cuenta de lo unidas que estamos las personas. Y parece increíble, pero culturas tan alejadas en espacio y tiempo como la griega, la nórdica, la azteca o la china tienen muchísimas cosas en común. Los pilares centrales de sus religiones son los mismos. Por ejemplo, tanto en griegos como en japoneses como en aztecas hay un mito que relata la creación del hombre a partir de figuras moldeadas de barro. ¿Os suena? Sí, la religión cristiana también lo usó. Otra cosa que no es original es lo de crear e, mundo en 7 días, resulta que eso también lo hizo la primera deidad china. Japoneses y griegos, podéis pensar que no tienen nada en común, una fue la cuna de la democracia, la otra de las artes marciales; a los japoneses les iba el sake y a los griegos el vino; los japoneses tenían dragones y los griegos, pegasos. Pues bien, sí que tienen cosas en común, el Inframundo. ¿Os acordáis de la historia que conté sobre Perséfone, diosa griega, que tras comer fruta del Inframundo ya no pudo salir? Pueslo mismo le pasa a una diosa japonesa Inanimi creo que se llama, los nombres japoneses los llevo algo mal =S, pero el caso es que tras comer fruta no pudo volver a salir.

Romanos y escandinavos tuvieron la misma idea de nombrar a los siete días de la semana como a siete dioses de su panteón.
Lunes: luna; Martes: Marte; miércoles: Mercurio; Jueves: Júpiter; Viernes: Venus; Sábado: saturno; Domingo: Este viene de la tradición cristiana, Dómino, Día del Señor, o del sol.
Monday: Moon, luna; Tuesday: Tyr; Wednesday: Odín; Thursday: Thor; Friday: Freya; Sábado (era el día de lavar, no sé por qué aún), Sunday: día del sol, sun.

Por cierto, los dos tenían en viernes a la diosa del amor, será por algo...

En fin, que sí, todos somos muy diferentes los unos de los otros, ya sea entre personas o entre sociedades o culturas. Pero, al mismo tiempo, somos iguales. El centro, la esencia de nuestro ser, nuestra forma de explicar el mundo, de ver las cosas, puede ser igual. Ha sido igual. Por eso casi todas las culturas se explicaron la creación del ser humano a través del moldeado con arcilla, tierra, barro... Por eso siempre había un dios creador que tenía al resto sin ayuda. Uy, esto es muy bueno. Porque las mitologías son un poco verdes a veces, pero yo le di el premio a "Mitología más verde" a la egipcia el día que leí cómo Ra, dios creador, tuvo a sus dos primeros hijos, Shu y Tefnut, masturbándose para luego escupirlos y que a su mano la acabaran nombrando diosa O.O muy fuerte.

Bueno, entonces ¿qué? ¿os gusta la mitología? ¿Os he convencido un poco de su importancia y de que es chachi? Porque si queréis y os parece interesante, puedo contaros un montón de mitos que me sé de varias mitologías, es que los hay muy bonitos, los griegos los tienen románticos también y además que es muy interesante ver cómo esos mitos de hace miles de años se relacionan con nuestra cultura hoy en día porqeu nosotros, la sociedad o lo que sea, se asentó en sus principios en la religión cristiana y la religión cristiana se copió un poco de otras religiones. Sobre todo de la romana que a su vez se había copiado de la griega.

Y sobre si tengo una mitología preferida, pues no lo sé, va cambiando, depende de cómo me dé. Lo que sí tengo son tres diosas que me gustan bastante:
Atenea, la diosa griega de la sabiduría

Freya, la diosa escandinava del amor y la belleza

Isis, la diosa-maga egipcia 

Y me gustan porque son figuras femeninas con poder dentro de culturas patriarcales y mitologías con predominancia masculina. Bueno, aunque os las he puesto por poner unas imágenes chulas =)

Voy a ver si estudio un poco, porque esto de estudiar medicina y pasarme el día pensando en mitología no parece compatible. Me tendré que empezar a acoger al dios de la medicina o al de las causas perdidas ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario