No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

jueves, 24 de abril de 2014

Razones para salir con una estudiante de medicina

Hola queridos lectores,

Hoy me ha dado la fiebre, no os asustéis, la fiebre de escribir. La tengo a menudo, cual infección crónica que permanece latente y sobrellevo lo mejor que puedo. Normalmente, consigo aplacar mis ganas de escribir y estas, pobrecitas mías, permanecen latentes hasta que encuentro el hueco de escribiros una entrada o adelantar con algún relatillo o cosas así. Pero hoy me ha sobrecogido el ansía de escribir y no he podido vencerla ni con toda mi buena voluntad de estudiar (que, admitámoslo, era más bien poca). Así que hoy he estado escribiendo un relato corto que me estoy dejando preparado para cuando llegue la temporada de exámenes y no pueda pasar mucho tiempo escribiendo en el blog, entonces aprovecharé y os pondré el relato. 

Pues lo dicho, no sé a qué se ha debido esta oleada de fiebre de la escritura, habrá sido que mi cuerpo celebra con retraso el día del libro y la rosa. Es que siempre llego tarde a todo, hay que ver -.-' En fin, no hay problema porque se me han ocurrido cosas muy chulas. Por ejemplo, del relato que estoy escribiendo en realidad os tengo que decir que es una serie de relatos cortos conectados por los malos malotes y estoy entre llamarla "La Orden de la Noche" o "La Orden de los Magos" o "La Orden Oscura", no sé, se admiten sugerencias. Y el lema de esta orden de magos oscuros (por si no había quedado claro) es: en la noche oscura, la magia es tenebrosa. Significa que cuando estás desesperado, perdido y asustado es fácil entregarse al mal, a la magia oscura y eso es lo que aprovecharán estos tenebrosos personajes que conceden ciertos favores a cambio de altos precios. 

Y hablando de frases geniales, hoy he leído una que me ha encantado: Nosotros no somos imanes, pero podemos magnetizar

¿Algo así? Magnetizamos, atraemos... y repelemos. a veces, me temo (si nos asemejamos a un imán hay que asumir todas las consecuencias. El cuerpo humano es, en cierta medida, pura física; la atracción y el amor también pueden serlo. De hecho, hay una frase célebre que dice algo así como: "El amor es física, el matrimonio es química" No me acuerdo quién lo dijo, pero parece propia de un científico.

Y hablando de atraer, hoy por el móvil, Eire y Ada han dicho algo sobre cosas que se dicen en facebook sobre las ventajas de salir con estudiantes de distintas carreras, pero a las de medicina nos ponía como poco ventajosas en general porque nuestros novios sufrirán. Le preguntaremos a Mael, prometido de Sadee, y al otro novio del grupo, bueno, no del grupo, sino de Kim (y no lo comparte) que todavía no os había presentado pero que lo voy a hacer ya por si nos sorprenden con otra boda, nunca se sabe, Simon (pronunciado a lo inglés, Saimon, que lo eligió él). Ellos parecen contentos, pero yo me he quedado con la duda de si sería verdad que los novios de estudiantes de medicina solo sufren (imagino que se refieren a sequía en época de exámenes) así que me he puesto a buscar por internet las razones para salir o no con una estudiante de medicina y esto es lo que he encontrado: 
1) Son bellas e inteligentes. (Qué adulador :D)
2) Te pueden ayudar siempre que te sientas enfermo.
3) Están muy sexys con su bata y su fonendo. (Verdad de la buena )
4) Aunque estén exhaustas siempre tienen una sonrisa en los labios. (Claro que sí :D)
5) Te pueden facilitar condones, paracetamoles, inyecciones o cualquier suplemento del hospital. (Y viagra, no te digo xD)
6) Estudian una carrera para ayudar a los demás, eso las hace doblemente bellas. (Oooh que tierno)
7) Han visto tantas cosas asquerosas que es difícil asombrarlas con algo. (Eso es tristemente verdad :S)
8) Son tenaces, perseverantes y con grandes cualidades tanto intelectuales como personales.
9) Puedes darte el lujo de echarlas de menos porque siempre están trabajando. (¿No dicen que las distancias fortalecen el amor? pues erá muy fuerte porque estaremos siempre en el hospital)
10) Te ahorran la vergüenza de ir al médico con esa infección que no te apetece contar...
11) Saben mucho de anatomía (saben qué trabajar y dónde) (Verdad de la buena 9.9)
12) ¡Juguemos a los médicos!
13) En la facultad les enseñan a escuchar a los demás. (Eso es verdad aunque yo hablo por los codos)
14) Saben cómo te sientes, o fingen saberlo por lo menos. (Fingir y actuar es parte de nuestro trabajo)
15) Tienen una nueva historia extraña que contar cada día. (Y asquerosas seguro)
16) Te ofrecen un pañuelo de papel cuando tienes ganas de llorar (es un reflejo)
17) Pueden quedarse levantadas toda la noche si quieres (o si lo necesitas)
18) Pueden guiarte en el gimnasio. (No aplicable para mi caso)
19) Saben qué quieres escuchar y te lo dicen.
20) Se las entrena para que divulguen malas noticias de una manera bonita.
21) Siempre tratan de vestirse bien.
22) ¡Dinero! (aunque trabajen para ello muchas horas)
23) Viajes gratis a Europa, Cancún, o algún sitio paradisíaco a algún congreso... (Ojalá)
24) En conclusión... son las mejores para perpetuar la especie... Son las mejores en todos los ámbitos!!


Así que ya veis, no lo dudéis, poned una doctora en vuestra vida y si soy yo, pues mejor que mejor :D Es broma, que conste.  Además que con ver un par de capítulos de Anatomía de Grey ya se ve que somos un partidazo. Lo que no he conseguido encontrar son razones para salir con una escritora, mecachis, porque si las hubiera las juntaba con estas y tendría muchas cosas que poner en los pérfiles estos de las típicas páginas para conocer gente. Aunque yo no me quejo porque tengo el imán, a veces, más activado de lo que quiero. Agapito sigue mandándome mensajes y mira que le dije que estaba estudiando y no le iba a contestar. Y hace unos días, el lunes de esta semana no, el anterior, conocí a un chico al que llamaré Demetrio, que estudiaba medicina como yo, solo que él en otra universidad y estuvimos un rato hablando, me acompañó a clase, me pidió el teléfono... y ¡ala! otro pa la saca que me está mandando mensajes. Menos mal que como este también estudia medicina me entiende cuando le digo que estoy estudiando y que quedaremos, si eso, más adelante. Todo y que Demetrio es mono, todavía no lo conozco mucho así que no tengo una opinión clara sobre él, pero vamos, no creo que lo nombre mucho porque en cuanto me diga que si quedamos y yo esté estudiando se cansará de mí. 

Por cierto, buscando lo de las razones de salir con una estudiante de medicina he encontrado algunos artículos y cosas sobre "¿Cómo es la vida de una estudiante de medicina?" Pues si alguien se lo pregunta todavía yo puedo resumir la vida de una estudiante de medicina en pocas palabras: Estudiar mucho y seguir estudiando. Aunque es todo optativo, según tus capacidades y como te lo tomes. Pero vamos, madrugones, estrés, ir de la universidad al hospital, del hospital a la universidad, empezar a ser hipocondríaco y nosofóbico, pensar que tienes de todo o acabar teniendo de todo hasta que te inmunizas al aire densificado del hospital. Así va la cosa. Y hablando de estudiar, yo debería ponerme a ello un ratito más, si consigo dejar de escribir, pero me había quedado en una escena tan bonita *.*

Así que, chicos y chicas, espero que os haya quedado claro que salir con una o un estudiante de medicina son todo ventajas siempre y cuando no quieras ver a esa persona demasiado, te guste sentirte en un segundo plano, que los libros sean más importante para tu pareja que tú, que solo sepa hablarte de asquerosidades, que cuando quiera "verte mientras estudia" en realidad quiera cantarte la lección para repasar o... bueno, dejémoslo en todo ventajas ;) Pero no, ahora, en serio, lo importante no es la carrera o profesión, sino la persona. 

Aunque admitámoslo, estudiantes de medicina, por lo menos, yo lo admito. Por ahora, esta es mi realidad:

1 comentario: