No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

jueves, 5 de junio de 2014

Bella y Bestia. Final

Hola queridos lectores,

Os voy a poner ya lo poco que queda de relato y luego os cuento ;)

Bella y Bestia

Los párpados le pesaban demasiado para atreverse a abrirlos de golpe. Aún así, comenzó a abrirlos lo suficiente para que una luz blanca lo cegara. Sentía cierta presión en el abdomen, una cálida caricia que recorría su rostro y, sobre todo, el aroma a rosas.

—¿Bella?
—Por fin despiertas. —Dijo ella.
—¿Llevas mucho tiempo esperando a que me despierte.
—Solo un par de días, nada comparado con lo que tú me has tenido que esperar.

Adam pudo abrir los ojos al fin para reencontrarse con su mirada llena de luz. El brillo del sol se reflejaba en su cabello rodeándola con un aura especial.

—¿Qué pasó?
—Nada… Solo fuiste tan tremendamente temerario como para interponerte entre una espada y una bestia sedienta de sangre —Dijo ella fingiendo enfado.
—Ah eso…sí, recuérdame que no te enfade nunca. —Adam sonrió como un niño bueno.
—Te voy a pasar esa porque aún estás convaleciente.
—No te enfades, Bella. Sabes que te querría igual como bestia o como bella, poco importa. Solo necesitas ser tú con tu mirada de inteligencia y tu olor a rosas… y mi corazón ya es tuyo.
—Oh… vale te perdono —y posó un tierno beso sobre sus labios.
—¿Pero qué pasó con la Orden? ¿Y el precio?
—Pagado. Dijeron que se llevarían la primera alma que pereciera en aquella habitación. Y esa fue Gastón.
—¿Y el tiempo? Yo llevo siglos vivo, si se acaba el trato moriré ¿no?
—No, Adam. Nuestro tiempo comienza hoy. Y, como todas las grandes historias, el final feliz es en realidad, el comienzo del mejor cuento de todos: nuestra vida.

Y fueron felices y comieron perdices.

FIN

Pues eso, no quedaba nada. Espero que os haya gustado. Pero así tenía la oportunidad de comentarios que este relato nació poco después de que me leyera los libros eróticos de Mérida y me dije "pues voy a hacer yo también un relato erótico"... Ya lo habéis visto, me quedé con las ganas, las escenas más subidas de tono son un par de besos y lo de que fueron felices y comieron perdices. Y diréis o.O ¿cómo? Pues que Eire me dijo que en el medievo, las perdices eran consideradas un símbolo de erotismo y de ahí que los cuentos se terminen tradicionalmente con esa frase =) Genial. 

Bueno, pues voy a ver si estudio n poco aunque se me ha reactivado el resfriado y estoy agotada. Os deseo a todos que comáis muchas perdices! ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario