No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

miércoles, 18 de febrero de 2015

Contestando dudas

Queridos lectores,

Lo primero, siendo haber tardado tanto en escribir, no pondré la típica excusa de haber estado ocupada, de hecho he empezado muchas entradas y acababa descartándolas por unas cosas o por otras. Pero, hoy por fin, me he decidido. 

El 18 de febrero siempre es una fecha especial para mí, por una razón algo tonta desde el punto de vista lógico, pero eso no le quita valor para mí. Y es que yo he estado siempre sola, no he tenido muchos amigos y el 18 de febrero de hace siete años (¿ya? qué rápido pasa el tiempo) encontré a la que ha sido mi mayor confidente y compañera.

En su honor, la entrada de hoy está dedicada a resolver las dudas y ayudar en lo posible a una lectora Anónima que dejó un comentario en la entrada pasada. 
"Hola, he encotrado tu blog por casualidad y he visto una faceta que no conocía del /la estudiante de medicina. Te quería preguntar una serie de cosas:¿Cuál fue el motivo de estudiar medicina y no otra carrera difícil (Ingeníeria aerospacial, Física, Química...) siendo buen estudiante?¿De qué quieres trabajar, es decir, en qué quieres especializarte?¿Qué asignaturas de Medicina encuentras más difíciles? ¿Y más fáciles? ¿Cuáles te han gustado muchísimo y cuales las has odiado?¿crees que la medicina está decayendo en la actualidad, en comparación a hace unos siglos?¿Es una carrera para conseguir dinero y prestigio? ¿Qué hay de la calidad de vida?Y por último, ¿ a quién recomiendas estudiarla? También si quieres añadir cualquier cosa que te parezca estaré encantada. Gracias :DD"

Querida lectora anónima, solo me gustaría para enfocar mejor mi contestación saber si eres una estudiante que no sabe qué carrera elegir, me has preguntado por pura curiosidad o eres mi psicóloga de incógnito. En cualquier caso, espero ayudarte. 

Probablemente no soy la persona más adecuada para aconsejarte si eres la opción 1 y estás pensando qué carrera estudiar. No puedo venderte las virtudes de la medicina, porque a mí misma me cuesta encontrarlas muchos días. pero sí puedo contarte mi historia. 

Para bien o para mal, siempre he sido una persona responsable, que decidió (por algún motivo que aún no sé) cargarse con el peso del mundo. Siempre me he erigido sin que me lo pidieran como protectora de mi hermano, de primos pequeños, de mis amigas en aquella tonta edad en la que los chicos disfrutaban chinchando... Así que ayudar a los demás siempre fue algo que necesitaba hacer de manera innata.

Soy ambiciosa, eso también, a nivel de conocimiento. Al menos, cuando era más pequeña y no tenía la cabeza atestada de cosas médicas, quería saber cosas y quería saber de todo. Por eso estudiaba, leía y me servía prácticamente cualquier materia. Aunque, claro, tenía mis favoritas, con lo que más disfruto es con la literatura y la historia y me definiré a mí misma antes como escritora que como médica. Eso es algo que simplemente no puedo cambiar, porque la medicina la elegí por mejor o peor motivo, pero escribir es parte de mí, tan natural como tener que alimentarme o respirar. 

En fin, sí, era una alumna de sobresaliente y podía haber elegido cualquier carrera, pero elegí medicina por encima de algo que hubiese podido gustarme más estudiar porque tenía la capacidad para hacerlo y, es una razón idiota, pero me sentía egoísta si elegía algo que me gustaba a mí antes que elegir algo con lo que podía ayudar a la gente y, además, económicamente, me permitiría ayudar más a mis padres que me están manteniendo a base de trabajar hasta la extenuación. 

Fue un poco como la película de Spiderman y la mítica frase que le dijo su tío sobre que "un gran poder conlleva una gran responsabilidad". No es que tenga poderes mágicos, pero tenía la nota y pensaba que las capacidades para ser una buena médica. Así que, ya ves, no era una cuestión de hacer lo más difícil, ni lo más prestigioso, ni lo que más me gustase. Era hacer lo más útil. 

Mi prioridad entonces, una vez dentro, fue convertirme en una buena médica. El problema es que no todos los profesionales tienen el mismo concepto de "buen médico". En clase te hablan sobre células, mutaciones, enfermedades. Pero no de personas. Hay casos, tienes un cáncer de colon, una neumonía, una rotura de ligamentos, y parece que hayan olvidado que detrás de eso hay un ser humano. 

Personalmente, esa prevalencia de la clínica sobre la humanidad me desgasta mucho y, por eso, encuentro que las clases que más me gustan son aquellas en las que encuentro una aplicación práctica. De hecho, las asignaturas en las que mejor nota he sacado son en las que podía aplicar lo que aprendía a ayudar a mi padre, por ejemplo, así saqué matrícula de honor en farmacología para ayudarle con su medicación. Mis favoritas han sido ética médica, psicología y psiquiatria. Me resulta muy interesante saber cómo funciona la mente humana y además hablan de gente, no de riñones enfermos. Hablando de riñones, no me gusta la nefrología, demasiados iones y cosas así. Digestivo también me resulta un poco pesado porque se pasan las clases hablando de meter el dedo por sitios por los cuales no debería de pasar un dedo y cosas así.

Aunque eso es muy subjetivo y depende de los gustos. 

Si algún día acabo esta tortura mortal también conocida como medicina, el plan inicial, sería intentar especializarme en pediatría o algo en lo que vea niños. Me gustan. Además, yo tengo mucha fantasía y me encanta inventarme historias solo para ellos, historias descabelladas que ningún adulto creería. Como que el aparato de resonancias es un portal mágico donde viven las hadas o que el fonendoscopio sirve para escuchar los sentimientos si los pones en el corazón. 

Sip, esas explicaciones son las mejores. Además, que yo estoy acostumbrada a hablar con mis padres o la gente de mi pueblo que no tienen un gran conocimiento médico y al final me sale más natural explicar las cosas médicas complicadas con un vocabulario más normal o con muchas metáforas. Lo digo porque la jerga médica te acaba inundando y te puedes encontrar fácilmente hablando como lo haría un médico porque, es verdad, que son las palabras adecuadas para explicar lo que quieres decir, significan lo que significan, pero la gente no te entiende. A mí me pasaba al principio, estar hablando y usar palabras más técnicas sin darme cuenta y ver que nadie me seguía. Así que ahora me expreso con jerga mundana allá a donde voy. 

Sobre lo de que la medicina esté decayendo, pues no sé, depende del sentido en que lo preguntes. La medicina ha avanzado muchísimo obviamente en tratamientos y diagnóstico. Mejora y cada día sigue mejorando. Desde el plano personal, también creo que ha mejorado, por lo que me cuentan mis abuelos y mis padres, cuando ellos eran pequeños el Señor Doctor de un pueblo era una especie de dios que nunca se equivocaba y hacía lo que le daba la gana con los pacientes. Ahora, los más amables o más bordes, pero se respetan siempre los principios básicos que son:

- Autonomía: el paciente tiene derecho a saber y a decidir sobre sí mismo. 
- Beneficencia: que lo que se le haga le reporte beneficios.
- Justicia: igualdad en cuanto a recursos. 
- No maleficencia: primum non nocere, que es que no hay que pasarse con los tratamientos si van a ser más perjudiciales que beneficiosos. 

Entonces, no creo que haya decaído. Creo que sigue avanzando. Aunque hablando de esto, también aprovecho para hacer un llamamiento para dejar de utilizar los nombres de las enfermedades llamadas tras descubridores que resultaron ser médicos que participaron en experimentos nazis. Por ejemplo, la enfermedad de Wegener, muy conocida, pues Wegener no se merece haber pasado a la historia como un médico reconocido, sino como un cómplice más del peor crimen que ha visto la historia (que alguien me recuerde hacer una entrada de esto otro día).

Calidad de vida. Otra cosa que depende de a quién le preguntes. Si estudias mucho no tendrás vida directamente. La verdad es que esta carrera es asfixiante, son muchísimas horas, mucha carga de materia... Tiempo libre queda poco. Es estresante, es muy exigente. Los primeros años no tanto, pero en cuanto empiezas en el hospital te das cuenta de que sí porque las prácticas son inamovibles, los seminarios son obligatorios, si no vas te quitan nota, te dan un material que además tienes que ampliar y no hay tiempo material en el mundo para hacer todo eso sin volverte un poco loco. 

Lo de los seminarios nos está matando, una amiga mía por ejemplo, tiene que perderse uno por el examen de conducir y eso no se lo quieren reconocer como una falta justificada, y quitan nota. Tienes que estar pendiente de muchos detalles, de muchos horarios, muchos exámenes. Como estudiantes, somos los más pringados de todas las carreras: los que más tarde terminan los exámenes, los que más tienen que estudiar, menos días libres... Aunque supongo que eso se iguala a la profesión médica, ¿no? Muchas horas, guardias, y seguir completando tu formación aunque tengas la carrera terminada porque esto no termina nunca. 

En cuanto al prestigio, pues no lo se, la verdad, dicen que se cobra bien, pero no le he preguntado a ningún médico cuanto gana. Sí que es verdad que la gente alucina cuando estudias medicina, si nombras los cadáveres de prácticas y cosas asquerosas que ves seguro en el hospital te ganas miradas de admiración y horror a partes iguales. Para mí, que vengo de una familia no demasiado boyante, sí me parece que los médicos pueden tener un buen nivel de vida económico, pero habrá gente a la que ese dinero le parecerá poco. Desde luego, cobran menos que los futbolistas de 1ª división, pero es simplemente como está diseñado el mundo. 

En resumen, es una carrera larga, difícil, que quema, estresa, cansa y asfixia y que, en el futuro, pues más o menos igual, pero cobrando. Así que es difícil decir a quién ser la recomendaría porque soy buena persona y no quiero exponer a nadie a eso. Cuando yo me metí todavía creía en eso de que "lo difícil era entrar, pero luego era más fácil". Mentira, la medicina siempre será difícil y cada año supera al anterior. 

Yo lo he pasado mal, lo estoy pasando mal (depende del día) en esta carrera porque soy la excepción a la norma. A la gran mayoría le interesa la clínica, le interesa la enfermedad más que el enfermo; yo miro antes a las personas que a los hemogramas y eso me hace rara y eso hace que muchas veces sienta que no estoy donde debería de estar. Si volviera atrás en el tiempo, no me recomendaría a mí misma estudiar medicina. Y sé que será más fácil estudiar esta carrera para aquellas personas que solo sienten interés por los iones y las células, ellos no llegarán a casa llorando porque se ha muerto un paciente que habían conocido, ni se sentirán frustrados si un profesor no deja de referirse a una persona como el "cáncer colo-rectal". Pero, al mismo tiempo, no se lo recomendaría a ellos o sí, pero por el bien de los pacientes, estaría bien que hubiera más médicos sensibles. 

Supongo que lo mejor es llegar a un equilibrio entre la fortaleza y la sensibilidad. 

De todos modos, nadie necesita mi recomendación. Una carrera es tu futuro, básicamente, no te puedes basar en recomendaciones, porque son demasiado subjetivas. Sí puedo dar un consejo y es que hagáis lo que os hace felices. Porque si os hace felices, al final, no imponga el trabajo que supongo o lo largo que haya sido el camino para llegar hasta ahí, habrá merecido la pena.

Espero haberte sido de ayuda o haber solventado alguna duda. De todas formas, querida anónima mía, si lo que quieres es estudiar medicina te recomiendo que mires también el blog de Iratxe que es más médica que yo y le da otra perspectiva. Yo te lo pongo porque ella habla más de medicina como tal y yo suelo hablar de mi idea de la medicina, contaminada por mi visión de escritora. http://primerasexperienciasymas.blogspot.com.es/

De todas formas, gracias por tu comentario, por haberme sometido a un tercer grado online y por haber leído mi blog en general :)

Gracias a todos :)

Por cierto, estoy trabajando también en nuevos relatos y eso para colgar, pero quiero tener unos cuantos antes de empezar. 

¡Suerte!

2 comentarios:

  1. Acabo de leer tu entrada (me siento muy emocinada porque esté dedicada xD) y en cuanto a la duda, si soy estudiante de 2ª de bachillerato biosanitario. Me ha hecho mucha gracia de la 2ª opción, si era un psicologa ahahahaha
    Verás, como te acordarás cuando llega el momento de escoger carrera una no quiere equivocarse y estos meses ( creo que en verano también) empezó a rondar en mi cabeza la idea de hacer medicina. No soy mal estudiante pero tampoco la más brillante, mi nota oscila entre un 8.3 i un 9.2 para que te hagas una idea y la verdad me apasionan las asignaturas de biologia y quimica; pero no como para estudiarlas.
    En general, todas las carreras sanitarias me atraen muchísimo, en particular medicina e enfermería; por lo que dices tú, el trato con el paciente. Me alegra leer que aunque no se tenga una vocación al 100 % ( tengo compañeras que dicen que a los 5 años querían ser medicas) si hay intención es lo que cuenta más!!!!
    Yo en especial busco una carrera que se adapte a mi, es decir, que aunque requiera tiempo pueda disponer de momentos para vivir la vida 8 quedar con amigos, con mi novio, hacer deporte, seguir con estudios de musica...). Mucha gente me ha advertido que en medicina esto no es así, que la carrera te "absorbe" totalmente que llega incluso a dejar sin "vida" al estudiante (no dormir, no hacer un minimo de ejercicio, agotamiento, comidas malas y rápidas, poca o nula vida social...). Creo que en parte siento curiosidad por la medicina porque está bien vista por la sociedad y, por esto, me planteo enfermería que es una opción muy gratificante con el trato con el paciente ( hay gente que me dice que es la que más trato hay) y no tan difícil. Además sé segura que la quirúrgicas y asignaturas de anatomía no me harán nada de gracia.
    Me asusta tener que estudiar tantísimo y no sentirme realizada ni feliz, no me gustaría ser medica borde, frustada y amargada. Me siento muy identificada cuando dices que te enseñan a ver enfermedades en lugar de pacientes, eso no lo querría. No se estoy tan confundida que no paro de buscar información por internet.
    Tu blog me parece diferente porque das sinceridad en tus palabras y se nota que quieres ayudar, espero que llegues a ser pediatra y consigas ser feliz :DDD! (PD: encontré tu blog viendo el de Iratxe)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :)
      Soy Iratxe, la del otro blog de Medicina.
      No sé si vas a leer mi respuesta, pero voy a escribirla de todas formas.
      Me alegra mucho que hayas encontrado este blog, porque aunque sea menos médico que lo que normalmente se busca, es sincero, honesto y valiente.
      Son los sentimientos puros y duros de alguien que siente y vive intensamente; el tipo de emociones que yo no suelo atreverme a escribir en mi blog.
      Así que me alegro muchísimo :)

      Eliminar