No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

martes, 26 de mayo de 2015

Malas relaciones

Queridos lectores,

¿Sabéis lo que es tener una mala relación? Una de esas que te asfixia, que te cambia. Yo ya no puedo más, no sé si puedo seguir contigo. Esto no puede seguir así, esta relación me está matando, me agota física y mentalmente. 

Estoy harta de las noches sin dormir por tu culpa. Harta de las lágrimas que he derramado a tu costa. Harta de que no me dejes ver a mis amigas, ni pasar tiempo con mi familia, de que quieras ocupar todo mi tiempo, mi espacio, mi cabeza, mi mundo...

Te he soportado, año tras año, dolor de cabeza tras dolor de cabeza. He perdonado tus faltas, tus cosas aburridas, cosas asquerosas que prefiero no recordar... Y me juré que no me iba a rendir contigo. Me dije que con el tiempo se haría más fácil, que me acostumbraría a ti, pero me equivoqué y ya no puedo más. 

Hasta aquí hemos llegado. Hemos acabado. Cinco exámenes más y te dejo... Y, aún así sé, que en unos meses volveré corriendo a tu puerta. No porque te quiera, no porque te eche de menos, no porque me gustes; si no porque llevas tanto tiempo en mi vida que ya no sé qué hacer sin ti. Ni cómo llenar mis horas ni mis días. 

Así que olvida lo que he dicho, Estudio, porque los dos sabemos que estoy enganchada a ti hasta que me muera. 


¿Ha quedado gracioso? Espero que alguno de vosotros, al menos, haya flipado pensando en que tenía una relación turbulenta secreta y no os lo había dicho. La triste realidad es que mi relación más larga y duradera ha sido con el estudio. Y con mis libros pero eso sí que es amor <3

En fin, queridos míos, salgo del primer examen y mi cabeza está hecha papilla, tengo sueño, estoy cansada y aún me quedan otros cinco hasta que pueda repetir todo lo que he dicho arriba... hasta septiembre. 

Siento que esta entrada sea corta, pero ya os digo que mi cabeza no da para más, solo quería escribir eso porque llevo dándole vueltas desde esta mañana a la idea de que estudiar es igual a tener una mala relación: no duermes, no comes, estás nervioso... es como una pareja agobiante. Y os voy a decir otra cosa, yo nunca he tenido una resaca pero no puede ser muy distinta al dolor de cabeza que se me pone después de un examen. 

Mucha suerte a todos :)

1 comentario:

  1. Uff te entiendo perfectamente! Yo llevo hoy un dolor de cabeza insoportable... He pasado el día como he podido pero no he hecho nada provechoso. Me duelre hasta parpadear... En fin, que pase pronto este largo mes. Ánimo!
    Sadee

    ResponderEliminar