No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Mi vida con la medicina

Queridos lectores,

Hola a todos, después del fiasco del camión y el coche y la cuneta, me reporto días después para decir que sigo viva y esas cosas.

Llevo tres días en prácticas de pediatría y me siento una completa inútil. Ignorante, idiota. En pocas palabras, tonta. Puede ser una desventaja de juntarte con gente lista o simplemente de ser como soy. 

El caso es que, incluso en pediatría que es una especialidad que me gusta y más o menos conozco porque he estado haciendo prácticas extra con mi tía, me siento como un pez fuera del agua. Sin saber exactamente qué es lo que se espera de mí, qué decir o qué hacer. No tengo ni idea de la mitad de cosas que se supone que debo saber y no digamos ya si me preguntan de manera directa dejándome cual ciervo deslumbrado. 

Resultado de imagen de cara de susto

Cara de susto total. En fin que me siento idiota la mayor parte del tiempo e, incluso habiéndome reconciliado con la medicina y todo eso, ahora que ya estábamos bien y con una relación cordial en la que le dedicaba gran parte de mi tiempo teórico, me sigo sintiendo como si no encajara por mucho que me disfrace de bata blanca. Es triste. 

No seré una buena médica teórica, supongo, no digamos práctica. Lo único que se me da algo bien es hablar con la gente y tratarlas y eso. Hoy he estado con bebés y eran tan bonitos. No me sabía los datos de cifras, ni se me han ocurrido preguntas importantes ni curiosidades médicas ni inquietudes de ningún tipo...básicamente porque estaba embobada con el bebé y, como mucho, preocupada porque no lo hicieran llorar. Los llantos siempre me despiertan el instinto materno. 

No sé. A veces, incluso las personas raras como yo nos sentimos raras por no encajar y, muchos días, me siento como si no encajara. Mis aptitudes no son tan médicas como deberían, cuando tengo que pensar en un trabajo siempre le acabo dando una orientación social o histórica más que médica. 

Es gracioso porque soy médica y escritora, demasiado de letras para las ciencias, con demasiadas ciencias en la cabeza para ser de letras. Soy bisexual, así que ni una acera ni otra. Parece que esté diseñada para no encajar en ninguna parte y estar siempre en medio como los jueves. Mal chiste el de encajar o no encajar en la sociedad. 

Pero bueno, no es una cuestión de encajar o no, no limaría mi personalidad para encajar en un grupo social, ya superé esa época. 

Volviendo a la cuestión, de lo que quería hablar es de lo tonta que me siento siempre xD. En fin, ¿a alguien más le pasa? Es que ya dicen que mal de muchos consuelo de tontos u.u, no me miréis mal. Yo hago lo que puedo sin lograr llegar a un nivel aceptable para la sociedad médica. Y todo me parece una incógnita complicada y sin sentido. Papeles sobre la matrícula que aparecen de la nada para rellenar con información que desconozco. Lo del TFG, mira, una cosa que me enteré un año de estos de que existía y que ahora puebla mis pesadillas, pero tampoco tengo ni idea de lo que hay que hacer. El mundo va más rápido de lo que mi cerebro logra comprenderlo, al parecer. 

Y luego está la parte comprensible del mundo que no coopera y me pone cosas sin sentido. El viernes tengo dos reuniones de dos cosas distintas a la misma hora. Estoy valorando pedirle a Hermione Granger su giratiempos. Luego, la semana que viene que tengo clase de 8 a 15 horas y de 16 a 18 horas, me han puesto una clase de 15 a 16 horas para completar, porque comer es algo para principiantes al parecer. 

Tengo que estudiar, tengo que hacer trabajos que no sé por dónde coger, tengo que hacer trabajos en grupo en los que el resto de miembros ni aportan ni aceptan ideas... La vida del estudiante... no sé lo que os han contado pero es horrible a ratos xD.

Supongo que estoy cansada y eso me pone negativa. El punto positivo es que la exploración al bebé me ha salido bastante bien, estaba suave, los bebés son monos. Aunque me resulta muy difícil lanzarme a realizar ciertas partes de la exploración porque los veo tan chiquitines que me da miedo fastidiarla y hacer algo mal :/

En fin, queridos, la vida es dura y la medicina más... y mi vida con la medicina, aún más y básicamente se resume en sentirme tonta unas 18 horas al día, y soy generosa porque no duermo realmente tanto, que es el único momento en el que si pienso que soy tonta, no es conscientemente. 

Y no sé qué más deciros la verdad porque estoy cansada y con la duda de si ir a clase el viernes o estudiar porque este fin de semana tengo muchos compromisos familiares y el viernes siguiente tengo un examen chungo, pero ahora resulta que no puedo porque tenemos un caso clínico o no sé qué cosa en la que puede que pasen lista. Y además dos reuniones en el mismo periodo de tiempo para las que me dividiré conmigo misma o a saber. Y no sé que leches hacer con el viernes. Que gran dilema. 

Bueno, lo pensaré. 

Y hablando de pensar...pienso que tengo que ponerme a estudiar. Así que eso es to...eso es todo amigos.


3 comentarios:

  1. Yo me he sentido tonta muchas veces, y e estudiante casi siempre...
    Pero ahora, que ya soy adjunta de una cosa rara que me fascina (tú tb encontraras tu especialidad fascinante..) sé que ese sentimiento no era real;) No era tonta, nunca lo he sido, pero mi inseguridad me hacia sentir así. Tu tampoco lo eres, yo lo sé sin conocerte porque he leído tus entradas (parcialmente eso sí). Y las personas tontas se expresan de otra manera. .
    En medicina siempre te sientes pequeñito porque tienes mucho que aprender en todos los momentos de tu carrera, es infinito...
    No saber no tiene que hacerte sentir mal. Por eso estas ahí, para aprender.
    Te deseo mucho éxito y felicidad, futura colega

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Siento la tardanza en contestar, pero la vida de estudiante es lo que tiene, me dejaba agotada para pensar en una contestación. En fin muchas gracias por tus ánimos y palabras, me alegraron el día y afronté las prácticas con otra actitud. Aún me siento tonta a veces, no te mentiré, casi la costumbre ya, pero tienes razón, es tan infinita que es difícil no sentirse algo perdido a veces.
      Muchas gracias :D

      Eliminar
  2. Opino lo mismo que Red Kite. Tengo que decirte además que hasta me ha dado un poco de cosa leer eso de que te sientes tonta, me ha salido un sentimiento "fraternal" de animarte cuando leía eso (muy raro, lo sé). Por cierto, me ha salido la carcajada con esta frase "El punto positivo es que la exploración al bebé me ha salido bastante bien, estaba suave, los bebés son monos." jajajjaa me encanta!!!

    ResponderEliminar