No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

lunes, 30 de noviembre de 2015

La salida de Narnia

Queridos lectores,

Tengo una novedad que daros y que apenas creeréis, bueno, depende de la fe que tuvierais en mí, supongo. El caso es que este fin de semana... ¡salí de Narnia!


O, lo que supongo que será lo mismo para la gente normal y sin mi mentalidad infantil, del armario. Que yo ya estaba más fuera que dentro si tenemos en cuenta que tengo novia, pero mis padres aún no se habían dado cuenta y, en fin, tuve que decírselo. 

Esta es toda la historia. 

Después de muchas semanas retrasando el momento por excusas varias, sobre todo, relativas a que Anna (mi novia) estaba mal o triste o pasaba algo en general, me dije "vale, basta ya de posponer, eso es de cobardes gallinas, capitanes de la sardina" Así que el viernes por la noche me había propuesto hacerlo. 

No le dije nada a nadie, ni a Anna, porque no sabía si sería finalmente capaz o no. Pero en algún momento de la conversación, después de haber llenado la mesa de manzanillas preparadas sin que nadie me dijera nada (porque es mejor prevenir que curar) solté un bonito y aclaratorio: "Por cierto, tengo novia"

Aquí, reacciones varias. Mi madre se quedó toda loca O.O diciéndole a mi padre si lo había escuchado y mi padre feliz de la vida, diciéndome que hiciera lo que quisiera. Y, exceptuando por la parte en la que mi madre empezó a pensar que realmente Anna era de una secta que secuestraba y sacrificaba vírgenes, pues bien. 

Mi mayor miedo era mi padre, he de decirlo, y como él pareció tomárselo bien yo pensé que había ido bien la cosa. Ay, tonta de mí, no recordaba la teoría y que, en realidad, mi padre estaba pasando por las fases del duelo. Esto viene bien para repasar psiquiatría:

1)Negación: la noche que lo dije cuando pensó que era broma o mentira y estaba practicando alguna forma de hablar con pacientes o cualquier cosa mientras que no fuera verdad. 

2)Ira: la mañana siguiente en la que no me habló y estaba de muy mala leche.

3)Depresión: la tarde siguiente en la que llegó a mi cuarto llorando y diciendo que lo había destrozado. 

4) Negociación: la otra mañana siguiente en la que me intentaba convencer de que si era una relación a distancia, podría considerarse como una amistad simplemente. 

5)Aceptación o eso espero...

Lo cierto es que no puedo quejarme. Mis padres tienen sus cosas, pero me quieren y se nota y lo agradezco. Mi madre cree que me voy a fugar en cualquier momento y mi padre aún me dice que si no me queda algún resquicio de heterosexualidad y cosas así. Pero, está bien, es algo difícil ce asumir al principio. A mí misma me costó casi años aceptarlo del todo. 

Así que la gran noticia del fin de semana, como veis muy poco relacionada con la medicina, es que he dado ese paso adelante y me siento más mayor y todo, madura incluso. 

Pero lo mejor de todo el fin de semana es que ¿me lo he pasado llorando, lo he pasado mal, ha sido estresante y tenso y estaba deseando venirme a la universidad para no estar con mis padres todo el rato? Sí a todo, sí, sí y sí. Pero aún así me encuentro bien, estoy animada, estoy hasta con más o menos ganas de estudiar, que ya es decir teniendo en cuenta que es difícil tener de eso hasta en momentos normales. Y todo se lo debo a Anna que ha estado apoyándome todo el fin de semana a pesar de que eligiera el peor con sus exámenes y mi madre la acusara de ser una secta y querer secuestrarme y cosas por el estilo. 

Así que muchas gracias por todo. 


Sabes que te quiero aunque lo diga menos (porque tú tienes incontinencia del te quiero xd) ;)

2 comentarios: