No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

viernes, 26 de febrero de 2016

Triunfará el amor

Queridos lectores,

Aquí estamos en otra apasionante clase de endocrino. El dilema de hoy: Osteoporosis VS. Melanoma. O, lo que es lo mismo, tomar el sol o no tomarlo, esa es la cuestión. Y es que, como algunos sabréis y otros no, pero yo lo digo por si acaso, la vitamina D es fundamental para la absorción del calcio y que nuestros huesos sean fortotes y que tengan mucha masa ósea para evitar o retrasar la aparición de la osteoporosis, fracturas y demás. Explicado a grosso modo. Esta vitamina la podemos obtener a través de algunos alimentos en pequeñas cantidades, pero es importante para su formación el tomar el sol. Sí, el sol es fuente de vitaminas. Pero hoy cada vez nos exponemos menos al sol y según el profesor a no sabemos si es porque la gente está encerrada en casa jugando a la play o si es que los dermatólogos han ganado la partida metiendo miedo sobre el melanoma. 

Así que ya no sabemos qué es mejor o qué hacer, si freírnos como huevos pero tener unos huesos hermosos o estar blanquitos con probabilidad de fracturas. 


Pero dejemos el sol, tengo un hambreeee, qué hambre tengo. 

(Vuelvo en 5 minutos, disculpen las molestias)

Bueno, pues ahora que ya he atacado el bocadillo, volvamos a lo que nos ocupa. No me dejan comer de nada en esta carrera. Pues está claro, si no puedo comer, haré la dieta del cucurucho. Y el que me entienda bien y el que no pues... que lo busque, no lo diré xD

Estas clases de endocrino son realmente útiles aunque me mareen con qué o no comer, básicamente son útiles porque como no me apetece atender y que me dé más hambre puedo escribir libremente y es la hora que más dedico al blog.

Oh no hagáis caso a lo de antes, me ha vuelto el hambre -.-'. En fin, el otro día leí en los apuntes que el 60% de la ingesta de calorías debía de hacerse en las primeras horas de la mañana que es cuando el cuerpo está a tope de hormonas y quema lo que le metas, mientras que por la tarde ya tenderá a acumularse. Pero tengo un problema con eso, bueno, varios. A) Que a primera hora mi estómago está demasiado dormido como para aceptar alimento alguno y B) que me paso la mañana en la universidad y no me puedo hacer un huevo frito para almorzar.

Así que la vida es dura, y hablar de huevos fritos no ayuda a mi hambre. Pero si lo pienso mal, tampoco me puedo quejar, al menos aún me queda bocadillo.

Hablando de cosas de las que no me puedo quejar, últimamente y quizás porque me siento identificada, estoy escuchando muchas historias de relaciones a distancia. Por ejemplo, ayer Sadee me contó la de unos amigos que habían crecido juntos de pequeños en la misma ciudad, pero cuando aún eran jóvenes, la familia del chico se fue a vivir a Australia de forma que perdieron todo el contacto. Hasta que, años después, unas navidades él volvió y surgió o resurgió el amor, no sabemos todos los detalles. En apenas el mes de Navidad que él estuvo allí se enamoraron y comenzaron a salir, pero claro, él volvió a Australia.

Y no tiene que ser nada fácil lo de que esté en la otra punta del mundo tu pareja. Porque yo al menos tengo llamadas gratis nacionales y tenemos el mismo horario, nos vamos a dormir juntas, vamos a clase juntas...Pero imagínate que cuando tú te levantas, él se acuesta y al revés, encontrar un momento de hablar sin despertar al otro tiene que ser complicadísimo. Mas no temáis mis queridos, porque al final triunfó el amor y ella está en Australia haciendo un máster y con él.


Otra historia interesante es la de dos chicas que Anna y yo conocemos. Ellas se conocieron como nosotras por internet hace años gracias a su amor por una serie de televisión. Una de ellas tenía novio, la otra acababa de ingresar en el ejército y estaban en puntas opuestas de España. Hablamos de una época en la que no había todavía whasap en los móviles ni internet era tan fácil de conseguir. Así que imagino que las pobres no podían hablar tanto como hablo yo con Anna. Y aún así llegaron a enamorarse solo con eso. Tardaron un año en verse por primera vez. Un año al que siguieron más años todavía de estar separadas y verse una vez o dos al año. Que esa vez temblaría la tierra no lo dudo, pero sigue siendo difícil.

Lo bueno, genial, muestra de que triunfó el amor y dulce cursi que da diabetes, es que ahora están felizmente casadas ¡y son tan monas! Lo malo es...que ella sigue en el ejército y se tiene que ir unos meses por ahí de misión, y tampoco hay whasap en el ejército.


Qué triste. 
Right to the kokoro oye. Mas no temáis mis queridas, todo irá bien, volverá pronto, volverá a temblar la tierra (no me asustaré si en unos meses se dice algo sobre terremotos). Y triunfará el amor. Hay una canción que dice eso y no para de sonar en mi cabeza pero no la sitúo.

Total que viéndolo así, yo tengo hasta suerte, estamos en el mismo rango horario, relativamente cerca si lo comparas con Australia y otras posibilidades y nos podemos ver poquito pero algo más al menos. Aunque la echo de menos u.u.

Oh ya sé de dónde es la canción, del Rey León 2. Las canciones Disney viven en mi mente y aprovechan cualquier momento para salir a la superficie. Me invaden y me poseen, no os extrañéis si algún día tomo el control del aula y me subo a la tarima del profesor para cantar las canciones Disney. Y no es una amenaza banal, solo digo que tengo una pista de 3 horas y media en mi memoria y no me da miedo usarla. Es realmente una lástima que la información aburrida no se grabe tan rápido como la música infantil.

Y poco más queridos lectores, sigo divagando porque en el momento en que pare me daré cuenta de que necesito ir al baño urgentemente y todavía me queda otra hora de clase antes de ser libre para moverme.

Pero bueno, quedémonos con lo bonito de hoy, cuánto amor hay en el mundo y qué hambre tengo. No me miréis así, el romance me da hambre.

Pasad un buen día ;) y no descartéis que os escriba si la siguiente clase es igual de aburrida.

lunes, 22 de febrero de 2016

Todo es posible

Queridos lectores,

Aquí estoy como prometí, sobreviví al metro y a salir de mi casa y hacer una guardia un sábado. No fue agradable pasar un día de fiesta trabajando, pero sobreviví. 

Acabé agotada, eso sí y mira que no hice nada, en toda la mañana que pasé solo hubo un aviso. Lo más divertido fue montar en ambulancia cuando íbamos a toda leche para recoger al paciente. Porque lo de estar a punto de matarme suele ser mi parte favorita. Y eso de darme contra la puerta y agarrarme y estar a punto de tener que ser yo la socorrida pues me encantó. 

Pero en fin, lo cierto mis queridos lectores es que hoy estoy agotada y ni siquiera sé de qué porque resulta que los cirujanos no trabajan los lunes (al menos los de este servicio de este hospital) y he tenido casi toda la mañana libre. Y, aún así no puedo con mi body serrano, así que ni os cuento de cómo estaría de haberme movido de mi casa. 

Sin embargo, me he propuesto escribir en honor a alguien que sí que es realmente Imparable y no yo que me canso hasta de no hacer nada. Y es que Kim, que me acosa para que actualice (no, es broma), pues está demostrando que le elegí el pseudónimo a la perfección, Kim Possible señora de Imparable.

Porque no hay nada imposible para ella y es absolutamente imparable. Todo esto porque hace unos días tuvo una entrada brusca en kárate y detalles aparte de la lesión que aún no conocemos, tiene toda la pierna escayolada, del culo al pie. Eso como imagináis, es molesto de por sí, pero para una persona cuya vida es básicamente el deporte, es la mayor de las putadas. 

Yo la entiendo muy bien, no a nivel del deporte, Dios me libre xD, sino porque Kim y yo somos ambas personas bastante ansiosas y necesitamos una manera de descargar la ansiedad, yo lo hago escribiendo la mayoría de las veces, y ella a través del ejercicio físico. Y ya os digo que si a mí, de la noche a la mañana me vendaran las manos y no pudiera escribir en no sé cuánto tiempo o algo así me tiraba por un puente. Soy positiva xD. 

Bueno, sí, captáis el mensaje. Que de un día para otro tu vida cambie tanto, hasta el punto de que no puedes hacer lo que haces siempre, lo que adoras hacer, aquello para lo que vives, pues francamente es una putada y sí, mucha gente, yo probablemente incluida, nos hundiríamos en un pozo de amarga desolación, solo necesitas un charco para ahogarte (que lo dijo la profesora de forense), pero Kim sigue yendo al gimnasio a entrenar y si no puede hacer cuádriceps hace tríceps, y puede que sea terca como ella sola, pero también es una luchadora y eso, queridos míos, es lo que se dice ser una persona inspiradoras. Una de esa clase de personas que te hacen replantearte tu propia vida, mirarte al espejo y decirte: quizás no es tan difícil vencer las adversidades, quizás todo dependa de mí y quizás sea capaz de lograrlo. 

Incluso yo, con mi cada vez más preocupante agorafobia me decidí a ir al cine el domingo por la tarde con ella y su prima. Y vale que mi gran logro personal consistió en coger una línea de metro en un viaje de apenas siete minutos para ir y otra vez para volver, aunque en mi defensa diré que a la vuelta era de noche y que no conocía esa estación de metro. 

Pero locuras mías aparte, sí, todos podemos, con la motivación adecuada, enfrentar nuestros miedos y desafiar nuestros límites. Yo, agorafóbica y todo, viajé en avión a ver a Anna, fui a un hospital en un lugar de la manca (bueno solo a media hora de metro) y hasta al cine... qué tristes parecen mis logros xD pero me cuesta lo mío no creáis. 

Bueno sigamos con el ejemplo de Kim que es como más motivador. Podemos enfrentar nuestros miedos y desafiar nuestros límites. De hecho podemos hacer todo aquello que nos propongamos hacer aunque nos digan que no podemos, aunque sea nuestra propia razón la que nos dice que no podemos. Si lo intentas ya tienes esa pequeña victoria, y luego, ¿quién sabe? Todo es posible mientras creas que lo es. Porque al final la vida es muy puta cuando quiere (no me andaré con finuras) y en cualquier momento, todo lo que conocías puede cambiar. Como la pierna de Kim, que fue de la noche a la mañana. Como tanta otra gente que ha perdido extremidades o, ya no os digo eso, que han perdido a pedazos de su corazón de la noche a la mañana. Porque sí la vida es tan puta a veces, y tan efímera e incontrolable, que lo único que podemos hacer con ella es vivirla lo mejor que podamos. Con nuestros errores y todo, por supuesto, arrastrando nuestros miedos porque no van a desaparecer así como así, lo sé, pero arrastrándolos, no dejando que nos detengan. E intentar, al menos intentar, hacer del mundo un lugar mejor. 

Y, eso, no me creáis a mí si no queréis porque por más charla motivacional que doy me sigue costando trabajo concentrarme en no vomitar antes de ir a un sitio desconocido y lejos, creed a Kim que es toda una luchadora y además ya domina el arte de apretar botones con muletas. 

Mañana más! Ánimo y suerte :)

miércoles, 17 de febrero de 2016

De loca por la vida

Queridos lectores, 

Jejeje, soy un caso de persona. Me gusta ir por el mundo haciendo saber que estoy loca, muy loca. Pues no voy hoy y le suelto a mi profesora de medicina legal que tengo trastorno ansioso O.O se me ha escapado porque pienso mucho en ello. Pero es verdad, solo que no diagnosticado. 

Me ha recordado a una vez, en primero de carrera, que teníamos que grabar una mini película para comunicación para reflejar diferentes situaciones y mi grupo y yo elegimos el tema de "paciente difícil", para el cual yo misma hacía de paciente difícil que tenía un ataque nervioso en mitad de la consulta. 

Fue muy interesante hacerlo, la verdad, yo me lo pasé muy bien, Ada hacía de mi madre, Liv de médica y Eire nos grababa. Se suponía que yo tenía TOC, trastorno obsesivo compulsivo, y estaba todo el rato lavándome las manos, ordenando cosas y demás. Y ya llega un momento en el que Ada, mi querida madre, me lleva al médico y ahí me desordena mis cosas y yo pierdo los nervios y me pongo histérica. 

En fin, que hice todo el momento de ponerme loca, lanzar cosas y luego hablar de cómo me sentía con mi enfermedad y ahí recuerdo que no había guión y yo usé cosas de mí misma, de cómo soy o me siento a veces siendo rara. Que no lo soy a propósito, pero no lo puedo evitar. 

Y tan bien se ve que lo hice que cuando me levanté a por mi pen drive que estaba en el ordenador, el profesor me felicitó y me preguntó qué fuentes había usado porque lo había hecho muy bien y realmente sí que decía cosas típicas de los pacientes. Y, ni corta ni perezosa, mientras cogía mi pen solté: 

"Oh, de ninguna parte, he sido yo misma que creo que lo tengo"

Y me fui corriendo. Ole yo -.-'

Suerte para mí que no me tomó en serio (o no suerte porque quizás sí que necesitaba tratamiento) pero vamos que ni me persiguió ni me internaron ni tuve que preocuparme sobre con qué conjuntar mi camisa de fuerza (suerte que el blanco pega con todo)


Bueno, pues eso, hoy me he vuelto a coronar con la profesora de medicina legal. Si vuelvo a desaparecer de pronto no descartéis que esta vez me hayan encerrado por fin. Aunque intentaré informaros, no sé, a lo mejor en los psiquiátricos hay wifi. ¿Quién sabe? Bueno tampoco le he dicho que oigo voces que me dicen que decapite a la estatua de Ramón y Cajal y luego le prenda fuego a la universidad para no dejar huella de mis crímenes. No. No me pasa por si alguien duda xD Soy ansiosa, hipocondríaca y exagerada, pero por el momento no deliro...claro que eso diría alguien que delirara eh...Pero no, tranquilos. 

Solo le he dicho que era ansiosa, pero tipo trastorno ansioso. Y se ha ido corriendo...no quiero pensar mal, a lo mejor es que tenía prisa. 

Y aparte de eso poco más, sigo sin saber a qué hospital tengo que ir el sábado pero yo me quiero ir a mi pueblo que ya llevo muchos días sin ver a mi abuela por las prácticas y el viaje U.U. Cora vida...ah, no me entendéis si digo Cora aquí. Es un personaje de una serie que es un poco...mala persona, así que uso su nombre como sinónimo xd, más que nada porque me evita decir palabrotas y yo no suelo decir palabrotas. 

Me quiero ir a mi casa ya. Esto de estar en clase hasta las 15:00 horas no es sano ni normal, demasiada hambre y cansancio y solo quiero mi cama y shorar en soledad. Estoy agotada ya y aburrida, no sé qué más. Hambre y cansancio.

Un último pensamiento: ser feliz no es no tener problemas, es saber llevarlos bien. ¿Bonita eh? Aquí a mi lado, Kim se aburría tanto o incluso más que yo y se ha puesto a leer mis anteriores entradas. Resulta que ella también tuvo en su día problemas con mi amiga la ansiedad y me ha estado dando algunos consejos y esa frase me ha gustado. 

Borrad lo de que iba a terminar la entrada ya porque me he inspirado...bueno, no, es que dejé la entrada guardada y hoy vuelvo a estar en clase, a segunda hora todavía, oh que día más largo. Encima esta tarde hay una reunión de algo. 

En fin, al final, traigo nuevas noticias sin necesidad de cambiar de entrada, sí que tengo que ir al hospital desconocido porque no se permite ningún cambio. Así que voy a ir en una ambulancia por un montón de sitios que no conozco. No os voy a mentir, estoy sumamente acojonada. 


Pero como decía antes, es una buena oportunidad para salir de mi zona de confort y demostrarme que puedo hacerlo. Cogí dos aviones y me moví por aeropuertos, viajé hasta una isla donde me podía quedar atrapada para ver a Anna, puedo coger un metro de un trayecto de media hora. Por poder, debería poder. En el lado positivo, si me pierdo no hago la guardia. Oh no, ya lo sé, que si me pierdo y como tengo que buscar las ambulancias puedo llamar a emergencias y decirles que vengan a buscarme. Y si me cuelgan y pasan de mí, volveré a llamar diciendo que me estoy muriendo, a ver si así vienen. Es broma eh, no hagáis eso con los servicios de emergencias u os meteréis en líos, eh hermosos. 

Bueno, ahora sí, voy a ir haciéndome a la idea de que soy una persona mayor y puedo lograrlo, con breves momentos de llorar debajo de mi cama (oki, no debajo que no barro lo suficiente y me atacarían las pelusas gigantes, pero debajo de una manta).

PD: como me gusta escribir en clase xd es el lugar que más me inspira para contaros mis penas, será porque me las provocan. Ah, cora vida (espero que ya me hayáis entendido)

Os iré contando mis preparativos para la guardia y con suerte, si me da tiempo, os podré ir contando la experiencia in vivo. A menos que me tachen de loca por estar en una ambulancia que va a un accidente con heridos y dedicarme a escribir en mi blog que soy una mayorzota porque no me he perdido en una línea de metro que es recta...Pero en fin, por algo esta entrada se llama "de loca por la vida"

martes, 16 de febrero de 2016

Estrés de vida

 Queridos lectores, 

Aquí estoy de nuevo, gracias a otro entretenidísimo tema de Endocrinología sobre nutrición que me da hambre y me hace sentir mal a partes iguales. Con el añadido de que hoy se me ha olvidado el almuerzo u.u, así que prefiero no escuchar hablar de comida que me da más hambre. 

Así está la vida, toda estresada, he de admitirlo, no estoy en mis mejores días y en parte se lo debo a mi adorada universidad (hágase notar la ironía) y su nueva moda de ponerme prácticas de hospital en mis días libres, o lo que es lo mismo guardias. Guardias antes de tiempo y sin que me paguen. Y habrá gente a la que le guste, pero a mí me tiene indignada. 

Ya el viernes pasado tuve que pasarme la noche en el hospital y luego el sábado el autobús a mi pueblo estaba lleno. Pero bueno, pase porque era en un hospital que conocía. Pero este sábado han tenido la gran idea de mandarnos dispersos por el mundo y me toca ir a un hospital de un pueblo de alrededores que no conozco. Y al principio dijeron que podíamos cambiarlo, así que lo iba a hacer en mi pueblo y yo feliz por ello porque allí no habrá nada y me iría a casa pronto, pero luego dijeron que no porque había que avisarlo, luego que solo se cogían a los que habían avisado hasta determinada hora. Y yo creo que entré, pero hasta que no me lo confirmen estaré en un sinvivir (acabo de mirar y no me han respondido u.u)

En el fondo tendría que ir al pueblo ese, coger el metro, aprender a moverme por el mundo... es algo bueno, es como una oportunidad para ir enfrentándome a mi miedo a hacer cosas, que después de ir en avión y eso no debería ser tanto. Pero sigo sintiéndome paralizada por él.  

Tengo hambre U.U

Bueno, pues eso, soy un desastre de persona. Recuerdo que estas navidades estudiando para los exámenes, estuve mirando lo del viaje a ver a Anna y me ponía tan nerviosa la idea de moverme por el mundo que con solo pensarlo estaba al borde de un ataque de ansiedad. Eso y que en Farmacología no sé si recordáis que hacían como exámenes parciales cuyos resultados no llegaban a decir, con lo cual yo conocía más o menos mi nota y me salía aprobada, pero por muy poco y con haber cometido un error al contar pensaba que suspendía, así que no sabía si presentarme al examen global de enero o no. Lo cual era tomar una decisión y me ponía nerviosa también (al final no fui a enero y estaba aprobada)

Pero el caso es que estaba tan nerviosa en ese momento, solo pensando en un viaje y teniendo que tomar una decisión así, sentía que mi corazón se desbocaba, mi estómago se volvía loco, sudaba, tenía calor y frío, me sobrevenía como una oleada de calor que me subía por el cuerpo...Y estaba fatal, pero era capaz de ver que era por cosas tan tontas que me sentía mal. Y cuanto más lo pensaba más me decía que si me ponía así de nerviosa por algo tan nimio, cuando fuera médica y la vida de alguien dependiera de mis decisiones, entonces, ¿cómo lo iba a hacer? ¿qué clase de profesional podría ser si iba a sufrir un ataque de ansiedad cada día? Y entonces sí que me daba ya de todo. Un gran ambiente de estudio. 

Me siento tonta, pero soy incapaz de controlarlo por más que lo intente. Y al final logro hacer cosas esforzándome, fui a ver a Anna, no me perdí, iré al hospital ese si tengo que ir, he ido a los sitios de Valencia a los que me han hecho ir, pero me cuesta tanto. 

Esto me recuerda que he soñado con algo de medicina, que estaba en el Hospital con mi profesor de dermatología del año pasado y su séquito y tenía un mata muy extraño para moverme por el servicio que se parecía más a una sede de espías que a un hospital, la verdad. Otro día, durante exámenes, soñé que me perseguían los endocrinos para hacerme "una de los suyos" y yo huía de ellos. Las enfermeras eran buenas y me ayudaban a esconderme por el hospital, pero el personal de limpieza se iba chivando de mí. Al final del sueño, me tenían arrinconada en la sala de ordenadores del personal administrativo y yo me iba escondiendo por debajo de las mesas, comiéndome un bocata de calamares que no sé de dónde saqué, mientras los endocrinos daban una charla sobre por qué deberían entregarme, porque mi lugar estaba en la sala de médicos, pero en mi sueño eso era como un mal sitio, tipo película en la que te llevan para lavarte el cerebro o algo así. Creo que es un sueño muy gráfico para mostrar lo que siento xD claro que Freud le sacaría alguna visión pervertida, que no tendría por qué no asemejarse a lo que siento, pero vamos, que el tema ese de huir de médicos porque me querían hacer una de los suyos me impactó. 

Me siento desbordada últimamente con esto de las guardias, de ir a sitios, de buscar el tutor para el trabajo de fin de grado, tengo que hacer papeles para cosas de la academia del mir y aún no he sido capaz de descargármelos. 

A veces, necesitaría que el mundo se detuviera un rato, que no corriera tanto, que me diera tiempo a descansar entre problema y problema y cargar energía para poder afrontarlos. Pero parece que eso es mucho pedir, la vida nunca para. Y es estresante, como mínimo. 

Y bueno chicos, creo que iré finalizando ya o corréis el riesgo de que me ponga un par de párrafos más quejándome de lo mucho que me estresa que se pongan ahora a hablar de MIR y plazas y especialidades. Que ganas de que llegue la profesora de legal a enseñarnos a matar con arte. Ah mira, ya ha venido, seguro que eso me desestresa xd.

lunes, 15 de febrero de 2016

Síndrome de Wendy en el Titanic

Queridos lectores, 

Ya os dije que tardaría menos. Y es que estoy en una clase de nutrición que solo está logrando darme hambre y hacerme sentir culpable por lo que como. Que digo yo que podrían aclararse, porque ya me han hecho cambiar como 3 veces de leche que tomo. 

Unos dicen que desnatada no es buena porque no tiene vitaminas, ya que están en la grasa, y entonces sin vitamina D no se absorbe el calcio y me hicieron sentir prácticamente osteoporótica. Así que empecé a tomar semidesnatada y ahora otro profesor dice que lo de las vitaminas da igual, que la grasa es peor. 

Pues a ver si os aclaráis bonitos porque me voy a poner a desayunar coca cola y doritos y me quedaré tan pancha, porque al menos eso ya sé que es malo desde el principio. 

Odio las clases de nutrición U.U. O sea me dan hambre, porque me la dan, pero encima luego voy a la nevera y me siento culpable y ya no sé qué comer. ¿Y digo yo, no podemos comer lo que nos dé la gana y vivir felices?

Ah pero luego llegan los temas de obesidad, de diabetes, de infartos...y piensas "bueno, pues voy a cuidarme que a este ritmo no llevo a los cuarenta" ...Pero yo quiero doritos *shora bajo la lluvia*

Mae, que hambre tengo, me está rugiendo la tripa en clase... no, mira, han nombrado la carne de caballo y se me ha quitado el hambre, eso está bien. Yo no comería caballo a menos que me estuviera embarazada y me estuviera muriendo y fuera lo único que me salvase, o algo así muy exagerado, pero por mí misma, jamás en la vida, por principios. 

Pero acaban de hacer que me apetezca comer pescado y mira que no me gusta mucho el pescado, pero es verdad que hace mucho que no como y es sano. Pero caro. 

Eso no siempre lo tienen en cuenta cuando hablan de cosas de dietas. Yo el otro día, que iba con el presupuesto muy justo, tenía que comprarme algo de comida y me gasté 3 euros pero me compré el queso que más engordaba. Todo lo light es más caro, la verdura es más cara. El mundo no está hecho para las dietas u.u. Y os lo digo con conocimiento de causa porque yo me he pasado la mayor parte de mi vida a dieta, bueno quizás no la mitad, pero mucho tiempo, voluntariamente estuve desde los 16 hasta los 23 años, sigo intentando salir. 

Claro que yo soy un caso extremo, la dieta es solamente un ejemplo más de como nunca me he permitido disfrutar de la vida. Y es gracioso porque estaba en clase antes y hoy no me he impreso nada y cojo el ordenador, lo que hace que acabe no atendiendo y leyendo cosas, y a falta de relatos eróticos he terminado leyendo artículos sobre psicología. Pues resulta que así he encontrado el que ya se ha convertido en mi nuevo diagnóstico psiquiátrico o psicológico: El Síndrome de Wendy. 

Por lo que he entendido es una persona que necesita sentirse imprescindible para los demás, que entiende el amor como sacrificio y resignación, que siente la necesidad de cuidar a los demás asumiendo una figura maternal. Eso vosotros puede que no lo sepáis, pero ya os lo digo yo, me define al 100%. Soy Wendy y mis hijos tendrán complejo de Peter Pan. 

Y bueno, no sé, la verdad es que a veces me marea este asunto, porque sin pensarlo demasiado he tomado un sentido de mi vida en el que me dedico a cuidar a los demás, y a veces eso me parece loable y que puede dar más sentido a mi vida porque ayudar a la gente es algo bueno y puedes acabar el día pensando que has hecho algo significativo, que has salvado una vida o contribuir a una mejor, que has ayudado en general. Pero claro, luego encuentro artículos así y acabo temiendo si mi empeño de ayudar no llega a ser ya patológico y me lleva a cargarme con más de lo necesario y si me cargo tanto que acabaré por hundirme cual Titanic, de hecho como Jack de Titanic que ya se ha dicho que podría haberse salvado perfectamente en la tabla esa si se hubiera subido, así que se congeló por sus ganas de salvar y proteger.

(Ya, ya, menos besitos y déjalo subir ¬.¬' )

Mmm...me apunto por si acaso entonces no hacer muchos cruceros por el Atlántico hasta que tenga a mi lado mártir controlado. 

Pero yo me pregunto: ¿hasta qué punto es un síndrome patológico y hasta dónde mi personalidad? Porque todo esto de ayudar y preocuparme por la felicidad de los demás es casi la base de cómo soy. Si dejo de hacer eso, ¿entonces qué hago? Pues la respuesta es fácil, hasta yo me la sé decir: ocuparme de mi propia felicidad. Parece fácil, pero no sabría por dónde empezar. Realmente no. Es más fácil pensar en la felicidad de los demás porque eso tapa tus propios sentimientos y nunca piensas en que tú a lo mejor no eres feliz, no tienes que enfrentarte contigo mismo, no tienes que pensar, solo dejarte llevar. 

Pero claro es un mecanismo mucho más cobarde que buscar tu propio camino. No podría ser tan simple como en el Mago de Oz y poder seguir solo el camino de baldosas amarillas, no. Como le gusta complicar la vida a...bueno a la vida. 

Wendy por lo menos volaba, ¿yo tengo el síndrome pero no el polvo de hada? Pues me parece muy injusto -.-'

En fin, qué clase tan aburrida. Esto no me hace feliz, de eso seguro xD

Ah siento que he perdido mi chispa escribiendo, me falta algo, estoy agotada eso puede influir, no sé, me saturé mucho en estos exámenes, así que voy a seguir desengrasándome. Un consejo, no seáis Wendy y si lo sois y veis un hada verde...seguramente habréis bebido absenta :/ xd

Sigo viva!

Queridos lectores,

Felices fiestas, feliz año nuevo, feliz vida y feliz de todo... con retraso como siempre. Pero ya sabéis que estas son épocas estresantes del año, tanto que si cojo el ordenador y empiezo a escribir no paro.

Sí, siento haberos abandonado así durante más de un mes, pero los exámenes me han tenido secuestrada. No os mentiré, no ha sido un mes fácil, entre los exámenes y las cosas de la vida en general, pero en fin, lo importante es que ya ha pasado y, por ser positiva diré, nos ha hecho más fortotes. 

La verdad es que ha sido una temporada de exámenes diferente a todas las anteriores. Porque, bueno, no sé si lo sabéis o si lo habéis notado, pero tengo un ligero problema de ansiedad, o sea...

Estoy to loca...

Quizás no sea locura, pero sí que llega a niveles donde realmente me dificulta la vida en ocasiones. Digamos que el cuerpo tiene una inervación nerviosa base y algunos sujetos tienen una hiperactivación adrenérgica, según el modelo de Obris, o para profanos, digamos que tiene más receptores y hormonas y cosas de las que nos activan que la media normal. Entonces, yo creo que en estas personas con tendencia a activarnos por nada acabamos correlacionando la sensación ansiosa con el estímulo que en algún momento la ha activado. En mi caso, mi mente la asoció mucho con la universidad hasta el punto de que abrir el correo de clase o hacer la matrícula y ya no os digo los exámenes, me ponen taquicárdica. Y también, porque siempre he ido a todas partes con mis padres y me siento una inútil desprotegida en el mundo, me pone muy nerviosa ir a sitios que no conozco.

En fin, os anuncio que este párrafo lo empiezo a escribir como semanas después del anterior y es que esta carrera no me deja descansar. También porque estoy intentando tomármela en serio para llevarla bien y aprobar todo a la primera y pronto.

Bueno, pues las novedades desde los primeros párrafos hasta aquí es que sí, aprobé todas las del cuatrimestre pasado ¡Fiesta!

Resultado de imagen de minion celebración

O no tanto porque el último examen fue en viernes y yo al lunes siguiente ya estaba aquí dándolo todo. 

Otra novedad, y de ahí venía el rollo anterior sobre mi trastorno de ansiedad generalizada, es que hace unos fines de semana volé a ver a Anna *dejo una pausa para que muráis de amor xD* y claro eso fue un paso importante para mí aunque suene tonto porque si buscar una calle de mi ciudad en la que no he estado nunca me pone nerviosa, no os quiero ni contar cómo estaba ante la idea de coger un avión e irme a un sitio totalmente nuevo. 

Eso sí, no viajé sola y me gustaría decir aquí que me fui con algún compi o amiga, pero estaban todas ocupadas y acabé yendo con mi madre. Sí, así es la vida U.U. Pero fue muy bonito y estamos esperando que podamos hacer un nuevo viaje. 

Ayer fue San Valentín por cierto, no sé si el Corte Inglés os lo dijo suficiente, y fue entretenido porque por primera vez podía ver todos los memes de facebook dedicado a solteros que antes me hacían sentir comprendida y era como..."ah, pero este año no estoy soltera" xD

Y hablando de bebés con alas, volvamos a bebés, el viernes estuve en una guardia de ginecología. Porque ya os digo que este año me han puesto de todo desde el principio incluyendo prácticas en días no lectivos lo que me enfada y me indigna mucho. Pero bueno, estuve en paritorios y demás y...mucha sangre...mucha sangre y muchas vaginas. Parecía una película de miedo de estas con zombies y asesinos descuidados. Con la parte bonita de ver a la madre con su bebé. Pero yo sigo traumada con toda la sangre y cortes y gritos. 

Y sí, mis queridos, sigo viva, no temáis. El problema es que estoy agotada siempre o casi siempre. Después siete horas de clase al día llego buscando mi cama xD Ah y ya estamos en la carrera a codazos de buscar tutor para el trabajo de fin de grado. Hasta yo con mis miedos locos he logrado hablar con un par de profes, y tengo que hacer papeles de la academia MIR y quiero encerrarme debajo de una manta y no salir *shora bajo la lluvia*

Poco más, las clases de este año ni siquiera me inspiran para escribir. Intentaré no tardar tanto en volver a daros noticias. Culpo también a mi ordenador nuevo, sabéis, porque yo soy de costumbres y hasta que me acostumbre a este no me sale bien escribir, lo que es un rollo porque escribir es mi vida y aún hace que me lleve peor con el ordenador lo que se convierte en un círculo vicioso. Vamos a tener que hacer terapia de pareja humana-tecnología. Qué difícil está la vida. 

Y lo dejo ya aquí porque si no puede que se me ocurra otra cosa y cierre la entrada y aún tarde más en publicarla y entonces no valdrá lo de que ayer fue San Valentín. Hasta pronto!