No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

miércoles, 17 de febrero de 2016

De loca por la vida

Queridos lectores, 

Jejeje, soy un caso de persona. Me gusta ir por el mundo haciendo saber que estoy loca, muy loca. Pues no voy hoy y le suelto a mi profesora de medicina legal que tengo trastorno ansioso O.O se me ha escapado porque pienso mucho en ello. Pero es verdad, solo que no diagnosticado. 

Me ha recordado a una vez, en primero de carrera, que teníamos que grabar una mini película para comunicación para reflejar diferentes situaciones y mi grupo y yo elegimos el tema de "paciente difícil", para el cual yo misma hacía de paciente difícil que tenía un ataque nervioso en mitad de la consulta. 

Fue muy interesante hacerlo, la verdad, yo me lo pasé muy bien, Ada hacía de mi madre, Liv de médica y Eire nos grababa. Se suponía que yo tenía TOC, trastorno obsesivo compulsivo, y estaba todo el rato lavándome las manos, ordenando cosas y demás. Y ya llega un momento en el que Ada, mi querida madre, me lleva al médico y ahí me desordena mis cosas y yo pierdo los nervios y me pongo histérica. 

En fin, que hice todo el momento de ponerme loca, lanzar cosas y luego hablar de cómo me sentía con mi enfermedad y ahí recuerdo que no había guión y yo usé cosas de mí misma, de cómo soy o me siento a veces siendo rara. Que no lo soy a propósito, pero no lo puedo evitar. 

Y tan bien se ve que lo hice que cuando me levanté a por mi pen drive que estaba en el ordenador, el profesor me felicitó y me preguntó qué fuentes había usado porque lo había hecho muy bien y realmente sí que decía cosas típicas de los pacientes. Y, ni corta ni perezosa, mientras cogía mi pen solté: 

"Oh, de ninguna parte, he sido yo misma que creo que lo tengo"

Y me fui corriendo. Ole yo -.-'

Suerte para mí que no me tomó en serio (o no suerte porque quizás sí que necesitaba tratamiento) pero vamos que ni me persiguió ni me internaron ni tuve que preocuparme sobre con qué conjuntar mi camisa de fuerza (suerte que el blanco pega con todo)


Bueno, pues eso, hoy me he vuelto a coronar con la profesora de medicina legal. Si vuelvo a desaparecer de pronto no descartéis que esta vez me hayan encerrado por fin. Aunque intentaré informaros, no sé, a lo mejor en los psiquiátricos hay wifi. ¿Quién sabe? Bueno tampoco le he dicho que oigo voces que me dicen que decapite a la estatua de Ramón y Cajal y luego le prenda fuego a la universidad para no dejar huella de mis crímenes. No. No me pasa por si alguien duda xD Soy ansiosa, hipocondríaca y exagerada, pero por el momento no deliro...claro que eso diría alguien que delirara eh...Pero no, tranquilos. 

Solo le he dicho que era ansiosa, pero tipo trastorno ansioso. Y se ha ido corriendo...no quiero pensar mal, a lo mejor es que tenía prisa. 

Y aparte de eso poco más, sigo sin saber a qué hospital tengo que ir el sábado pero yo me quiero ir a mi pueblo que ya llevo muchos días sin ver a mi abuela por las prácticas y el viaje U.U. Cora vida...ah, no me entendéis si digo Cora aquí. Es un personaje de una serie que es un poco...mala persona, así que uso su nombre como sinónimo xd, más que nada porque me evita decir palabrotas y yo no suelo decir palabrotas. 

Me quiero ir a mi casa ya. Esto de estar en clase hasta las 15:00 horas no es sano ni normal, demasiada hambre y cansancio y solo quiero mi cama y shorar en soledad. Estoy agotada ya y aburrida, no sé qué más. Hambre y cansancio.

Un último pensamiento: ser feliz no es no tener problemas, es saber llevarlos bien. ¿Bonita eh? Aquí a mi lado, Kim se aburría tanto o incluso más que yo y se ha puesto a leer mis anteriores entradas. Resulta que ella también tuvo en su día problemas con mi amiga la ansiedad y me ha estado dando algunos consejos y esa frase me ha gustado. 

Borrad lo de que iba a terminar la entrada ya porque me he inspirado...bueno, no, es que dejé la entrada guardada y hoy vuelvo a estar en clase, a segunda hora todavía, oh que día más largo. Encima esta tarde hay una reunión de algo. 

En fin, al final, traigo nuevas noticias sin necesidad de cambiar de entrada, sí que tengo que ir al hospital desconocido porque no se permite ningún cambio. Así que voy a ir en una ambulancia por un montón de sitios que no conozco. No os voy a mentir, estoy sumamente acojonada. 


Pero como decía antes, es una buena oportunidad para salir de mi zona de confort y demostrarme que puedo hacerlo. Cogí dos aviones y me moví por aeropuertos, viajé hasta una isla donde me podía quedar atrapada para ver a Anna, puedo coger un metro de un trayecto de media hora. Por poder, debería poder. En el lado positivo, si me pierdo no hago la guardia. Oh no, ya lo sé, que si me pierdo y como tengo que buscar las ambulancias puedo llamar a emergencias y decirles que vengan a buscarme. Y si me cuelgan y pasan de mí, volveré a llamar diciendo que me estoy muriendo, a ver si así vienen. Es broma eh, no hagáis eso con los servicios de emergencias u os meteréis en líos, eh hermosos. 

Bueno, ahora sí, voy a ir haciéndome a la idea de que soy una persona mayor y puedo lograrlo, con breves momentos de llorar debajo de mi cama (oki, no debajo que no barro lo suficiente y me atacarían las pelusas gigantes, pero debajo de una manta).

PD: como me gusta escribir en clase xd es el lugar que más me inspira para contaros mis penas, será porque me las provocan. Ah, cora vida (espero que ya me hayáis entendido)

Os iré contando mis preparativos para la guardia y con suerte, si me da tiempo, os podré ir contando la experiencia in vivo. A menos que me tachen de loca por estar en una ambulancia que va a un accidente con heridos y dedicarme a escribir en mi blog que soy una mayorzota porque no me he perdido en una línea de metro que es recta...Pero en fin, por algo esta entrada se llama "de loca por la vida"

No hay comentarios:

Publicar un comentario