No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

lunes, 15 de febrero de 2016

Sigo viva!

Queridos lectores,

Felices fiestas, feliz año nuevo, feliz vida y feliz de todo... con retraso como siempre. Pero ya sabéis que estas son épocas estresantes del año, tanto que si cojo el ordenador y empiezo a escribir no paro.

Sí, siento haberos abandonado así durante más de un mes, pero los exámenes me han tenido secuestrada. No os mentiré, no ha sido un mes fácil, entre los exámenes y las cosas de la vida en general, pero en fin, lo importante es que ya ha pasado y, por ser positiva diré, nos ha hecho más fortotes. 

La verdad es que ha sido una temporada de exámenes diferente a todas las anteriores. Porque, bueno, no sé si lo sabéis o si lo habéis notado, pero tengo un ligero problema de ansiedad, o sea...

Estoy to loca...

Quizás no sea locura, pero sí que llega a niveles donde realmente me dificulta la vida en ocasiones. Digamos que el cuerpo tiene una inervación nerviosa base y algunos sujetos tienen una hiperactivación adrenérgica, según el modelo de Obris, o para profanos, digamos que tiene más receptores y hormonas y cosas de las que nos activan que la media normal. Entonces, yo creo que en estas personas con tendencia a activarnos por nada acabamos correlacionando la sensación ansiosa con el estímulo que en algún momento la ha activado. En mi caso, mi mente la asoció mucho con la universidad hasta el punto de que abrir el correo de clase o hacer la matrícula y ya no os digo los exámenes, me ponen taquicárdica. Y también, porque siempre he ido a todas partes con mis padres y me siento una inútil desprotegida en el mundo, me pone muy nerviosa ir a sitios que no conozco.

En fin, os anuncio que este párrafo lo empiezo a escribir como semanas después del anterior y es que esta carrera no me deja descansar. También porque estoy intentando tomármela en serio para llevarla bien y aprobar todo a la primera y pronto.

Bueno, pues las novedades desde los primeros párrafos hasta aquí es que sí, aprobé todas las del cuatrimestre pasado ¡Fiesta!

Resultado de imagen de minion celebración

O no tanto porque el último examen fue en viernes y yo al lunes siguiente ya estaba aquí dándolo todo. 

Otra novedad, y de ahí venía el rollo anterior sobre mi trastorno de ansiedad generalizada, es que hace unos fines de semana volé a ver a Anna *dejo una pausa para que muráis de amor xD* y claro eso fue un paso importante para mí aunque suene tonto porque si buscar una calle de mi ciudad en la que no he estado nunca me pone nerviosa, no os quiero ni contar cómo estaba ante la idea de coger un avión e irme a un sitio totalmente nuevo. 

Eso sí, no viajé sola y me gustaría decir aquí que me fui con algún compi o amiga, pero estaban todas ocupadas y acabé yendo con mi madre. Sí, así es la vida U.U. Pero fue muy bonito y estamos esperando que podamos hacer un nuevo viaje. 

Ayer fue San Valentín por cierto, no sé si el Corte Inglés os lo dijo suficiente, y fue entretenido porque por primera vez podía ver todos los memes de facebook dedicado a solteros que antes me hacían sentir comprendida y era como..."ah, pero este año no estoy soltera" xD

Y hablando de bebés con alas, volvamos a bebés, el viernes estuve en una guardia de ginecología. Porque ya os digo que este año me han puesto de todo desde el principio incluyendo prácticas en días no lectivos lo que me enfada y me indigna mucho. Pero bueno, estuve en paritorios y demás y...mucha sangre...mucha sangre y muchas vaginas. Parecía una película de miedo de estas con zombies y asesinos descuidados. Con la parte bonita de ver a la madre con su bebé. Pero yo sigo traumada con toda la sangre y cortes y gritos. 

Y sí, mis queridos, sigo viva, no temáis. El problema es que estoy agotada siempre o casi siempre. Después siete horas de clase al día llego buscando mi cama xD Ah y ya estamos en la carrera a codazos de buscar tutor para el trabajo de fin de grado. Hasta yo con mis miedos locos he logrado hablar con un par de profes, y tengo que hacer papeles de la academia MIR y quiero encerrarme debajo de una manta y no salir *shora bajo la lluvia*

Poco más, las clases de este año ni siquiera me inspiran para escribir. Intentaré no tardar tanto en volver a daros noticias. Culpo también a mi ordenador nuevo, sabéis, porque yo soy de costumbres y hasta que me acostumbre a este no me sale bien escribir, lo que es un rollo porque escribir es mi vida y aún hace que me lleve peor con el ordenador lo que se convierte en un círculo vicioso. Vamos a tener que hacer terapia de pareja humana-tecnología. Qué difícil está la vida. 

Y lo dejo ya aquí porque si no puede que se me ocurra otra cosa y cierre la entrada y aún tarde más en publicarla y entonces no valdrá lo de que ayer fue San Valentín. Hasta pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario