No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

martes, 19 de julio de 2016

Madre sabe más

Queridos lectores, 

Pues aquí estoy de nuevo en otro trepidante día de emociones...Nah, es broma. Estoy con migraña y dolor de tripa. Viva -.-'

Todo comenzó ayer, cuando fuimos a comer a casa de mis abuelos "como sorpresa" porque era el cumpleaños de mi abuelo, 78 añazos si no he contado mal y con la firme creencia de que debe su salud a la botelleta de vino diaria...Pero bueno, esa es otra historia. Mi abuelo es un hombre que cuida su salud a su propia manera y que, para tener una hija y una nieta médicas, no puede ver una bata blanca. 

Pero bueno, la cuestión de decir "comenzó" es que veo bastante plausible que mi dolor de tripilla se vea a esa sana, por decirlo de algún modo, y arraigada costumbre de las abuelas españolas de decirte: come más que no has comido nada. Cuando ya te has comido dos platos de macarrones, tres pechugas, el aperitivo y todavía hay tarta. 

Es cierta exageración porque solo me comí un plato de macarrones, pero entendéis la idea, ¿no? Menudo empacho me dio y todo porque a mi abuela soy incapaz de decirle que no...y bueno, que cocina muy bien.


Así que esta mañana me he levantado pensando que no me iba a caber ni un alfiler en el estómago. 

Pero esta es una buena historia, ¿cómo me he levantado? Pues resulta que anoche me dolía ya la cabeza porque parte de la comida familiar fueron muchos gritos, no por nada, si no porque así se comunica mi familia. Total que me fui a dormir con dolor de cabeza pensando que descansar lo calmaría. Y, tal vez, hubiera sido así si mi madre no se hubiera puesto a gritar antes de las 8 de la mañana para que me despertara y fuéramos a caminar. 

Dolor de cabeza instantáneo, porque mi madre tiene una voz aguda que logra penetrar a través de todas las capas meníngeas xD

En fin, que así sigo estando con mi dolor de cabeza y malestar estomacal. 

Sin embargo, no os escribo para contaros mis penurias (Que también) sino por el momento que viene a continuación. Y es que no importa que hayas estudiado 5 años de medicina y hayas hecho prácticas y rotado por todos los hospitales y te hayas tragado las mismas lecciones día tras día...tu madre siempre creerá que sabe más medicina que tú. Al menos a mí me pasa. 

Y no solo eso. Por más que protestes, argumentes, expliques...ella va a tener la razón. Ya puedes enseñarle el último artículo del British Journal of Medicine o del Lancet diciéndole que los brebajes que prepara son la representación gráfica de la frase "es peor el remedio que la enfermedad" ella te va a seguir diciendo que eso se lo han dado a ella de toda la vida cuando estaba mala de la tripa y por ese mero hecho es más efectivo que cualquier cosa que haya descubierto la medicina moderna. 

Ah y no intentéis con el comentario de "Pero yo he estudiado medicina, sé más de esto" porque la contestación clara de "Yo soy tu madre y sé más" es un jaque mate asegurado. 

(¿Alguien más ha pensado en esto? ¿No? Vale, soy mala)

Así que sí, como estaréis pensando, me he tenido que tomar lo que viene a ser un remedio casero que me estaba dando arcadas a cada trago. Y, no creáis que digo que la medicina de las abuelas no tiene fundamento, ese es uno de los remedios que daban cuando tenían diarrea profusa con azúcar, electrolitos y bicarbonatos para controlar la acidez si había vómitos, bien está, aunque sean ya mejores los sueros de farmacia. Pero como yo no tenía nada de eso porque no tengo un rotavirus, sino nauseas de la propia indigestión, solo me ha dejado peor. 

Así que, queridos míos, ya sabéis, 6 años de medicina y otros tanto de especialización nunca podrán competir con el saber popular ni, mucho menos, con el de una madre. Pero en fin, es con buena intención, así que no pasa nada. En algún momento se me pasará el dolor y ya está xD

Realmente, me encuentro ya mejor del dolor de cabeza, sino solo podría escribiros por telequinesis y aún no lo tengo demasiado controlado. Menos mal que existen los AINES. Y ahora me voy otra vez a la cama, hoy me siento clinofílica, creo que lo he dicho bien, por si acaso alguien piensa que le doy a parafilias raras, clinofilia es el término médico para decir que el paciente tiene tendencia a estar tumbado y a mí me gusta mi cama. Así que vuelvo a ella. 

Pasadlo chachi!

No hay comentarios:

Publicar un comentario