No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

domingo, 24 de julio de 2016

Tras la emoción me explico mejor

Queridos lectores, 

Bueno, hoy ya estoy algo más calmada. Creo o espero, pero bueno, sí, un poco más calmada estoy. 

Como recordaréis, en la última entrada os dije que habían aceptado mi libro en una editorial, lo que me volvió completamente loca. Los primeros días apenas pude dormir, seguía dándole vueltas a todo por la noche. Y tenía muchas emociones al mismo tiempo: felicidad, por supuesto y ante todo, pero también miedo, no creáis, miedo a que saliera algo mal y a que después de toda aquella alegría, resultara ser todo una falsa alarma. 

Aún hay momentos que no me lo termino de creer y a mi mente le gusta atormentarme con los pequeños detalles que pueden hacer que vaya mal, pero en general sigo muy feliz de tener la oportunidad por fin, después de tanto tiempo deseando que llegara y justo cuando ya empezaba a hacerme a la idea de que me dirían que no y luchaba por convencerme de no rendirme. Ya veis. 

En fin, he hecho una pequeña biografía de mi vida, cosa difícil porque tengo 23 años y no he hecho nada demasiado notable, pero bueno algo he hecho. Una pequeña sinopsis con la que he mareado mucho a mis amigas hasta que he recibido el veredicto favorable, pero en mi favor diré que la sinopsis es lo más importante. Mañana tengo que hacerme una foto, y espero que me hagan fotoshop de ese porque tengo un herpes labial y no es cosa de que se vea. 

Aunque lo más importante que me queda es decidir donde hacer el acto de presentación. No recuerdo si el otro día en mi estado de emoción os lo he expliqué bien. Así que lo explicaré por si acaso. La cosa es que es una editorial no de las más importantes y supongo que con los escritores noveles que no saben si tendrán éxito, para no perder dinero hacen ediciones más corta, no hacen 1000 libros de una sino que hacen menos. Y los que hagan viene definido por los que venda en un primer acto de presentación donde yo elija. Si ese día vendo 20, pues se harán 20. Y así, hasta los 50 porque si vendo 50 o más se harán tiradas de 100 y tendrá más difusión el libro. Entonces mi objetivo es vender 50 ese día. 

No sé si me lee alguien de Valencia, pero si queréis venir al primer acto de presentación, estáis invitados en cuanto sepa cuándo y dónde es. Decidir dónde es mi mayor problema, supongo que en Valencia y me gustaría en la universidad pero no sé si se podrá, mañana tengo que llamar. 

Mi madre dijo el otro día que ya se estaba mentalizando para comprar ella los 50 y gastarse un montón de dinero por mi "capricho de escribir y publicar" según sus palabras. Y, aunque me dolió un poco, realmente me dio muchísimas ganas de vender todos ese día y que no tuviera que pagar nada para ver si así puedo demostrarle por fin que escribir no es un mero capricho. Aunque tampoco espero milagros porque para vender 50 sí necesito ayuda de mi familia, al menos que tíos y primos me compren. Y luego esperar a que mis compañeros de universidad sean majos y se enrollen comprando también. 

Invitaré a profesores y a compis de la uni, mis amigas invitarán a más amigos. Y ojalá podamos llegar a 50 y que vaya todo bien. Bueno sabéis que os lo contaré todo según vaya pasando. Por ahora voy a ponerme a escribir, porque entre tanta emoción y tareas para lo de publicar, y que han venido mis primos pequeños de Barcelona, llevo días sin avanzar ni un capítulo en mi nuevo libro. 

Gracias de nuevo a todos por vuestro apoyo :) y ya sabéis, si podéis venir a la presentación (ya diré detalles) estáis invitados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario