No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

martes, 23 de agosto de 2016

Insomnio vacacional

Queridos lectores, 

Hola, ya sé que os tengo algo abandonados en verano. Si os sirve, escribo desde mi insomnio vacacional. Son las 1:24 a.m. por aquí y ya llevo unas horas dando vueltas en la cama así que si veis algunas faltas de ortografía, sed comprensivos (Irene va por ti xD, nah es broma)

Estamos en una de las épocas más terriblemente terroríficas del año, ¿por qué? Pues por muchas cosas, pero sobre todo, por una pequeña tortura que cuando yo era pequeña llamábamos "la vuelta al cole". Oh, aún recuerdo esos crueles anuncios del Corte Inglés con la dichosa cancioncilla esa de "volver a empezar, otra vez..." Era una niña y ya me tapaba los oídos y cambiaba de canal. Si hubiera sabido entonces lo que me esperaba...

Y eso que de niña me gustaba el colegio. Bueno, no el colegio en sí, pero sí me gustaba aprender. Solo que siempre me suponía mucho estrés, porque cuando ya te han etiquetado como la "empollona de la clase" pues es algo complicado, y en mi época no se hacía el bullying brutal de ahora (ya hablo como mi abuela) pero es verdad que sentía que todo el mundo estaba muy pendiente de mí, de mis notas, de reírse de mí si algún examen me salía mal...Con lo tranquila que estaba yo escribiendo y pintando en vacaciones. 

El estrés que tengo ahora es muy diferente. En la universidad no soy ni de lejos la más empollona de la clase xD pero sigue siendo muy exigente. Además esta año va a ser tan distinto. Es sexto ya, mi último año en la universidad, casi no me lo creo todavía. Parece que fue ayer cuando llegué por primera vez, cuando abrí mi primer cadáver y tuve mi primer ataque de nervios pre-exámenes. Han pasado casi seis años sin darnos cuenta, excepto por la época de exámenes que se volvía eterna. Y ahora ya hay que elegir hospital y prepararse el MIR y elegir especialidad. Parece que la vida consiste en elegir, con lo mal que se me da. 

Probablemente, lo que más me duele de empezar este año diferente a los demás es que cada una de mis amigas irá a un hospital o a un rotatorio y como no habrá clases teóricas nos veremos mucho menos. Parece que nos quieren ir metiendo ya en la vida adulta. Pues nadie me podrá quitar la Princesa Sofía, he encontrado la temporada entera en la tele y pienso verla. Pero bueno, eso no es lo que quería decir xD

Lo que me tiene en pie y con insomnio a estas horas son tantas decisiones. Pensar en qué hospital estaré mejor es una cosa, que haré. Y luego está lo de la presentación del libro, ya sabéis, el que me van a publicar, La Rosa de Sangre. Me dieron como fecha el 29 de septiembre, pero aún no tengo el lugar concertado con exactitud porque estaban todos de vacaciones, mi padre se queja porque nos pillará vendimiando (otro de los horrores de septiembre), mi madre ha empezado a montar en su cabeza cosas necesarias como un catering y detallitos y se queja del gasto. 

No sé. Yo nunca he sido una persona de saber venderse, soy demasiado buenaza como para decirle a alguien que soy la mejor o convencerlo de que se lea mi libro. Me gustaría que el libro hablara por sí solo. No necesito ser un best-seller ni hacerme rica, ya sé que eso no va a pasar. Ni tampoco que la gente me compre por compromiso porque somos familia o algo así. Me gustaría que me leyeran solo porque quieren, porque vale la pena, que me den una oportunidad aunque sea novata en publicación. 

A veces me agobian tanto ya que pienso que es una locura, que debería limitarme a estudiar, pero este es mi sueño. Si algo puedo tener claro ya es que mis padres no van a comprender nunca que quiera ser escritora. Se han criado en otra época y de otra manera, cuando los sueños solo eran bonitas fantasías con las que distraerse, pero había que trabajar. Lo entiendo, no pasa nada. Aunque ojalá que algún día lo entiendan. 

Bueno y ahora que he encendido el ordenador y ya sí que no podré dormir, puede que escriba algo. Os informaré de todo. Resulta que todo esto de presentar un libro necesita mucha organización, quién lo iba a decir. 

PD: esto de estar despierta hace que me entre hambre :/

2 comentarios:

  1. Laura, eres fantástica, y todas tus decisiones también serán buenísimas, aunque no siempre sean las más acertadas, eso es la vida y la parte de incertidumbre maravillosa que tiene. Tranquila y tú sigue haciendo lo que sientas.
    PD: Lo de la vuelta al cole también es un poco de horror para nosotr@s, l@s profes, pues también estamos de maravilla de vacances, jejejeeeee.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja muchas gracias!!

      Y ánimo a ti también en la vuelta al cole ;)

      Eliminar