No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

viernes, 30 de diciembre de 2016

La última del año

Queridos lectores, 

Aquí estoy en la que probablemente sea la última entrada del año. Entre otras cosas porque ya estamos a 30 de diciembre y me prometí a mí misma que en cuanto terminara con el estrés de la presentación me pondría a tope para terminar mi TFG. Y el caso es que ya lo tenía acabado y pensaba que estaba bien, pero resulta que en la conclusión final me falta añadirle chicha, así que aún me queda bastante trabajo. Pero lo lograré...espero. 

Os mentiría si os dijera que no me quita el sueño. Más que nada porque a noche me desperté a eso de las 4:30 a.m. en parte por los nervios y en parte por el dolor de garganta. Me hice una infusión con una buena dosis de miel y, mientras contemplaba las posibilidades de dormir o ponerme a ver los mejores momentos de The Big Bang Theory para reírme un rato antes de dormir, no dejaba de darle vueltas a estos temas: el TFG, si lo acabaré a tiempo, si estará bien, si no me habría equivocado haciéndolo de mi libro, que por original que sea, puede ser algo raro. Y en mi libro, la verdad es que también pensaba en mi libro. 

Antes de seguir escribiendo he de recordaros que ayer hice mi segunda presentación, en mi pueblo, y aunque mi madre siguiendo en su línea pensaba que no vendría nadie y no se venderían apenas libros, sientiéndolo mucho por los de la librería, resultó que se vendieron todos los libros. Claro que casi todos eran familia o conocidos o antiguos profesores. En fin, creo que fue bien. Habló un chico muy majo que es el Gestor de Cultura, un antiguo profesor al que le pedí que hablara por lo que os comenté de que era obligatorio que hubiera un presentador, no me podía presentar a mí misma. Y luego hablé yo. No sé si lo hice bien o mal porque la verdad, cuando me dan un micrófono, al principio me da vergüenza y me cuesta arrancar, pero luego me emociono y pierdo los papeles. Intenté que mi hermano me grabara, pero a pesar de habérselo dicho y de intentar recordárselo mediante gestos desde el escenario, no lo hizo. Parte de la culpa es mía también, porque estaba tan nerviosa que a lo mejor se lo dije muy rápido y no me entendió bien antes del evento. Pero en fin, la cuestión es que me había preparado un poco la introducción, pero a partir de un punto ya fue libre y no sé ni lo que dije. 

Mi abuela fue una espontánea, porque la mujer está mayor y empezó a hablar mientras yo hablaba diciéndome: "lo estás haciendo muy bien" o algo así, y yo la metí, claro que sí, ¿por qué no? En plan: "mi abuela aún no se ha leído el libro pero ya le gusta" o algo así. Ya os digo que se me olvida lo que digo cuando me emociono. 

En fin, creo que la gente se lo pasó bien porque se rieron mucho. Uno de los presentes luego, cuando le firmaba el libro, me dijo que si me sobraba tiempo me podía dedicar a hacer monólogos, cosa que no descarto. Nunca se sabe. 

Aunque no llegué a decir una cosa importante. Sí que hablé de que el mensaje que intento transmitir con estos libros es que las consecuencias de una guerra como puede ser la Segunda Guerra Mundial no se terminan con el fin de la guerra, sino que las seguimos arrastrando, y cómo nos comportamos como pueblo determina la Historia. Eso lo dije. Pero precisamente por eso, porque ese es el mensaje de mis libros, me parecería hipócrita quedarme con el dinero que sacase de ellos. Por eso mi intención es donar la mayor parte. Claro que no será mucho porque apenas gano un euro por libro, menos lo que se lleve Hacienda, pero bueno, es algo. Porque escribo por placer, no por ganar dinero, para mantenerme ya estudio una carrera. En fin, eso me faltó por decir. Como ahora resulta que la gente buscando mi libro encuentra mi blog xD que lo sepa. 

Ah bueno, pues una de las cosas que me quitaba el sueño era precisamente todo esto del libro y la universidad, porque no sé, creo que me gustaba más escribir en las sombras y no tener que hacerme tanta publicidad. A veces, porque hace bastante tiempo que no escribo con la universidad, temo que lo de publicar haya hecho que se me escapen las musas. Pero bueno, creo que simplemente estoy algo estresada. Cuando me quite el TFG de encima y me gradúe, entonces tendré que ponerme a estudiar a tope para el MIR, pero intentaré descansar escribiendo. La verdad es que se me han acabado los veranos, que era la época en la que escribía. Porque el próximo verano tengo que prepararme el MIR y, a partir de ahí, si todo sale bien, estaré trabajando. Así que ya veremos. Por otra parte, siento que ya he adquirido un compromiso con la gente que se lee el libro y quiere saber más sobre Kenneth y Emma y no quiero tardar en seguir escribiendo. Pero no hago milagros con el tiempo. 

En fin, si alguien que se ha leído la novela y quiere seguir leyendo sobre Kenneth y Emma quiero que sepas que estoy en ello y está todo en mi cabeza xD y que tengo bastante escrito, pero habrá que tener algo de paciencia porque...bueno sobre todo porque estudio medicina y es difícil compaginar tanto como querría. 

Así que hasta aquí mi última entrada del año, para desearos un Feliz Año 2017, aunque eso también lo haré en la primera entrada del año que viene. Espero que hayáis tenido un buen año y sino, al menos, ahora que se acaba pues se recuerda solo lo bueno y mucha suerte en los exámenes, trabajos y demás torturas de la vida universitaria o vida en general. ¡Ánimo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario