No tiene que ser de noche para alcanzar las estrellas, están siempre ahí, esperando ser tocadas.

domingo, 19 de febrero de 2017

Con planes de fuga

Queridos lectores, 

Estoy completamente agotada. No en un cansancio físico en plan quedarse sin reservas de glucógeno y no tener ATP para lograr mover un músculo de tu cuerpo, no, vale. Más bien agotada en un plano mental y, probablemente emocional, porque mis reservas de glucógeno y de grasa están, para mi más absoluta vergüenza y placer (no mintamos) bastante bien nutridas. Pero después de un par de semanas intensas en las prácticas y fines de semana todavía más intensos en la academia, mi pobre cerebro está al borde del colapso. Aunque a juzgar por los momentos de locura histérica con los que sigo regalando a mi familia, es posible que ya haya cruzado esa línea del colapso y ahora mismo esté muy, muy lejos de aquí. 

En fin, he de decir que últimamente he tenido que abandonar la idea de dejarlo todo y fugarme, porque mi plan histórico de fuga consistía en decir que me iba a ir a las Vegas a trabajar de corista, pero con Trump casi que paso. Necesito un nuevo plan de fuga. 

Ahora mismo, además de cansada, estoy totalmente indignada con mi tutor del TFG, porque va y me pone en un mensaje que ni siquiera sabía qué era mi trabajo, si caso clínico o revisión o qué. Y claro, después de que se supone que se lo ha tenido que leer para decirme lo que estaba mal y aconsejarme y ya lo entregado y ahora precisamente me dice que no sabe ni qué clase de trabajo es...pues estamos apañados queridos míos. La verdad es que sí, con los dos últimos mails que me ha enviado ha explotado mi ya de por sí débil burbuja de confianza y casi estoy pensando en no enviarle nada más hasta que tenga el trabajo completamente listo (la presentación) y por obligación. ¿Y si suspendo el TFG qué hago? No solo suspendería, sino que sería la primera en la historia del TFG (de legal al menos, pero en general creo que también). Bueno, siempre he tenido cierta tendencia a ir contracorriente, pero para esto no me apetece. 

Así que a mi locura más que incipiente, le sumamos el estrés que supone el último curso de medicina, el primer año como escritora e ingentes horas de clase y trabajo y tenemos un auténtico cocktail molotov. 

A ver si me entero al menos pronto de cuándo tendré la defensa del TFG para saber si puedo ir tranquila o tengo que pasarme las noches sin dormir, porque la verdad, me gustaría decir que he ido trabajando más al día y que lo tengo listo. Pero lo cierto es que llego de prácticas demasiado cansada y con demasiadas pocas ganas como para ponerme en serio a hacerlo, y apenas llevo la mitad. Por no hablar del maldito caso de neuro. ¿Por qué siempre me tocan los rotatorios en los que hay que hacer casos clínicos cuando tengo otras miles de cosas? Por ejemplo, pediatría en la que tenía que preparar 3 casos clínicos me tocó con la primera presentación y tenía que estar haciendo flores de regalo a la vez que hacía casos clínicos a la vez que pensaba en qué iba a decir. El resto de meses no me tocó hacer nada. Pero justo cuando toca terminar y presentar el TFG me toca otro rotatorio con caso clínico. Que santísima pereza. ¿Y sabéis que es lo peor? Que nuestra tortura (o la mía, según si tú que me lees estudias medicina o no XD) no se acaba con la carrera!!! Como que en neuro, las sesiones clínicas las hacen los residentes. O sea, terminas la carrera ¿y todavía tienes que hacer un puñetero power point al mes? ¿Y pósters? Y trabajos. Sé que hay que seguir estudiando y renovándose, pero puedo estudiar sin hacer power points, incluso mejor, fíjate lo que te digo. A veces casi me siento tentada de volver a mi plan de fuga de las Vegas, y que sea lo que tenga que ser....pero no. 

Ahora que hemos llegado tan lejos, habrá que terminar ¿no? Aunque fugarse siempre sea tentador. Así que aquí estoy, con el TFG abierto para terminar la dichosa presentación, a mi izquierda uno de los manuales de la academia que tan retrasadamente todavía no he subrayado, a su lado (o más bien apoyado en él) mi nuevo ebook con una tentadora historia esperándome (si ya era malo antes y leía más de la cuenta, ahora Kim me ha pasado un montón de ebooks más y es que veo tantos, que me los quiero leer y no doy a basto, pero tampoco puedo leer, pero no quiero estudiar porque quiero leer, y entro en un bloque paralizante xD qué horror) ¿Qué más? Bueno, a mi izquierda también hay una infusión, pero eso no cuenta como trabajo. Y a mi derecha, el tfg impreso para ir estudiándolo.

Ya entregué el caso de neuro (porque por si no se notaba llevo escribiendo esta entrada como una semana sin lograra terminalar). Pero lo peor es que aunque se tachen cosas de la lista de tareas pendientes, no paro de sumar más.

La verdad es que me quejo mucho, pero el estrés me da vidilla, si mis ataques de histeria nerviosa sirven como prueba. Soy la alegría de la huerta cuando estoy estresada hasta el punto de perder todo atisbo de cordura. Diría que sería la alegría del manicomio, pero me parece una broma de mal gusto hasta para mí, fíjate. También estoy muy chistosa cuando tengo que terminar la exposición para el TFG, pero no me apetece hacerlo porque tengo que buscar imágenes de cadáveres y, básicamente, hacerlo y no me apetece. Lo sé, me repito, entramos en un bucle, pero realmente no me apetece nada. Aunque tendría que aprovechar mi único día libre de la semana para adelantar. Los días pasan tan rápido que a veces se me olvida en qué día estoy o vivo, o cuánto me queda para terminarlo.

Y, bueno, sé que la entrada me está quedando corta, pero como gracias a mi maravilloso horario llevo una semana intentando acabarla, creo que voy a acabarla antes de arrepentirme y dejarla para continuar mañana o, mejor todavía, fugarme y dejaros con las ganas de saber lo loca que estoy.

Así que ánimo a todos y mañana intentaré volver con una entrada del tirón para contaros algo chachi. Bueno todo depende de cómo vaya el día, porque cambio de servicio. La neuro era dura porque los pacientes solían estar muy mal, pero al final le tomé cariño al servicio y al médico, y a empezar de nuevo.

Suerte a todos y que tengáis una buena semana :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario